Para evitar más especulaciones y enconos, Miguel Ángel Mancera exhortó a un acuerdo entre Lisette Farah y Mauricio Gebara para solucionar las querellas que presentaron en la PGJDF sobre la custodia de Lisette Gebara Farah y poner fin a una disputa de casi mes y medio, que concluyó con la entrega de la pequeña de siete años a su madre.

Luego que los dos acudieron ayer al búnker de la Procuraduría capitalina de la colonia Doctores, se aprovechó la comparecencia de los dos y llegaron a un arreglo que concluyó con la entrega de Lisette, hermana mayor de Paulette, sobre quien aún la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJE) no ha entregado conclusiones sobre su deceso.

La madre a su salida expresó que fue el mejor regalo que pudieron darle este 10 de Mayo y salió con su hija de la mano para ir a celebrar con su familia materna, mientras el padre como entró salió, a bordo de una camioneta.

La pequeña Lisette había estado bajo la tutela de la familia paterna desde que fue enterrada su hermana menor Paulette, por lo que Lisette Farah presentó una denuncia para su recuperación el pasado 4 de mayo, mientras que Mauricio Gebara hizo lo propio días después.

Cabe recordar que la pequeña Paulette, de cuatro años de edad, desapareció la noche del domingo 4 de marzo, pero días después fue hallado, en su propia habitación, el cuerpo sin vida de la menor en su departamento ubicado en Huixquilucan, Estado de México.

rtorres@eleconomista.com.mx