El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia, reconoció el esfuerzo del gobierno federal para regularizar a los grupos de autodefensa en Michoacán, como parte de la nueva estrategia.

Entrevistado en el marco de la presentación del informe de labores 2013 de la CNDH ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, el ombudsman destacó la importancia de mantener la estrategia en aquella entidad, en tanto se logre resolver el problema de inseguridad e intranquilidad.

Un esfuerzo de estas características hay que reconocerlo, el hecho de que haya un compromiso de sumar esfuerzos con el estado, para combatir la delincuencia, pero también que se vayan dando algunos resultados .

En su alocución en tribuna, el titular de la CNDH comentó que en diversas regiones del país se aprecia un sentimiento de incertidumbre social por la violencia e inseguridad derivada de la ineficacia de los cuerpos policiales, no sólo para enfrentar las acciones de la delincuencia organizada, sino incluso para combatir los delitos del orden común.

Lo anterior, lamentablemente propició, como lo advertí aquí mismo hace un año, que en algunos estados de la República se multiplicaran las expresiones de la sociedad civil, a través de grupos de personas denominadas autodefensas".

Por su parte, Ricardo Anaya Cortés, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, advirtió que los grupos de autodefensa que no regularicen su presencia necesariamente deberán ser desarmados .