A fin de obtener 80,000 millones de pesos adicionales para financiar todos los compromisos del gobierno federal en materia de educación, seguridad, salud, laboral y de cambio climático, entre otros, y destinar recursos a fondos contracíclicos que atiendan las necesidades de inversión en obra pública de estados y municipios, urge ajustar el proyecto original de Ley de Ingresos para el ejercicio fiscal del 2020, planteó Alfonso Ramírez Cuéllar.

“No será posible dar cumplimiento a estos objetivos, sin recursos adicionales”, advirtió.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados dijo que es necesario que el Congreso de la Unión modifique la propuesta de ingresos del Ejecutivo federal para el próximo año en la búsqueda de más recursos tributarios.

“Durante el presente año se han impulsado cambios importantes a la organización del Estado mexicano, como la reforma educativa que otorga gratuidad de la educación hasta el nivel universitario; los cambios a la legislación laboral, con los que se pretende atender de manera más efectiva los derechos de los trabajadores, y la próxima aprobación para crear el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar.

“Estas reformas son en beneficio de los mexicanos; sin embargo, su implantación no será posible sin los recursos adecuados. No puede haber políticas públicas sin presupuesto”, estableció el diputado federal del grupo parlamentario del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en la Cámara Baja, la fuerza política a la que pertenece el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ramírez Cuéllar señaló que además hay compromisos ineludibles como robustecer la estrategia nacional de seguridad pública y considerar la reciente creación de la Guardia Nacional, o dar cumplimiento a acuerdos internacionales en materia de cambio climático, entre otros el Acuerdo de París, y poner en práctica mejores programas de seguridad alimentaria para garantizar el derecho a una alimentación adecuada de los mexicanos.

Desde su perspectiva, se requiere también que la Cámara de Diputados realice un cuidadoso análisis del proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020 para modificar la propuesta presidencial y poder atender las necesidades de las diferentes áreas de gasto público.

“Algunos proyectos que deberían ser prioritarios, no contemplan financiamiento; otros, sufren importantes recortes que dificultan el cumplimiento de sus objetivos. Hemos identificado también relevantes acciones de gobierno que se consideran como gastos no recurrentes, o proyectos para obra pública con un presupuesto muy limitado para 2020”, indicó el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública.

[email protected]