El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que el 30 de enero es la fecha límite para que los nuevos funcionarios del gobierno federal presenten su declaración patrimonial, y el que no la presente, o no la haga pública, no podrá trabajar; “ya está hablado”, dijo.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo federal fue cuestionado acerca de funcionarios, como la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y la secretaría de Medio Ambiente, Josefa González Ortiz Mena, quienes se han negado a hacer pública su declaración de bienes, fiscal y de conflicto de interés.

“Ya está hablado, hay una fecha límite; 30 de enero. El que no presente su declaración de bienes no puede trabajar en el gobierno”.

“¿No sólo presentarla formalmente, sino hacerlo público?”, se le preguntó al Presidente.  

“Pues tienen hasta el día 30”, respondió Obrador.

Funcionarios ganan más de 700,000 pesos, dice AMLO

El Presidente de la República comentó que en el anterior gobierno había casos, el ex director del Infonavit, David Penchyna (a quien no mencionó por su nombre), que percibía hasta 700,000 pesos mensuales.

“Me enteré que el director del Infonavit ganaba 700,000 pesos mensuales en total. Eran muchas las entradas adicionales. Una cosa era el salario y otra cosa eran bonos, compensaciones. En la suma daban 600-700,000 pesos, la suma”, comentó el mandatario.

“Nosotros tenemos como compromiso el transparentar la nómina. Nos va a llevar tiempo, pero la idea es que los ciudadanos puedan saber cuánto ganamos los servidores públicos en total, cuánto gana un servidor público ya compacto, porque eso no se podía saber, no se sabía porque eran muchas entradas de distintas maneras”, añadió Obrador.

López Obrador reiteró que su gobierno seguirá adelante con el plan de austeridad, e incluso se incrementarán las medidas de ahorro, dijo.

“Es quitar todo lo que no es básico, fundamental. Por ejemplo, lo que tiene que ver con directores generales, cuando entró un nuevo gobierno hace unos años crearon plazas nuevas, como de directores auxiliares o de directores adjuntos, llenaron el grupo. Nosotros no podemos tener más de tres asesores por secretaría por la austeridad. En la contratación de proyectos, de estudios en despachos particulares, había, por ejemplo, un instituto de fomento al emprendedor, y uno de sus estudios creo que cobraron 20, 30 millones de pesos, se lo dieron a una asociación y el estudio versa sobre el estado de ánimo de los mexicanos; 20, 30 millones para ese estudio. Todo eso es lo que ya se eliminó”, expuso el presidente.

Finalmente, Obrador criticó el Sistema Nacional Anticorrupción, pues dijo que se crearon organismos para “simular” el combate a la corrupción.  

“Crearon eso, el consejo anticorrupción (en referencia al Sistema Nacional Anticorrupción), la Fiscalía Anticorrupción, pensando que iba a ser como otros organismos que han creado para la simulación.

“Pero eso ya se terminó. Ahora la Fiscalía Anticorrupción va a tener autonomía y va a actuar con libertad y se va a castigar a corruptos. Va en serio, ya se tiene ese instrumento, se va a utilizar.

“Lo mismo la fiscalía electoral (Fepade). El que compre votos, el que entregue despensas, frijol con gorgojo, para obtener votos; el que utilice presupuesto para favorecer a partidos, para favorecer a candidatos, se va a ir a la cárcel, porque se están haciendo reformas para considerar el fraude electoral como delito grave; la corrupción, delito grave; el robo de combustible, delito grave; la falsificación de facturas para evasión fiscal, delito grave. Es un cambio a fondo”, comentó López Obrador.

jmonroy@eleconomista.com.mx