Futbolista de profesión y político desde hace tres años, Cuauhtémoc Blanco se perfila para ser el próximo gobernador de Morelos.

Después de una carrera  profesional de 23 años en el balompié nacional, Blanco fue postulado por el Partido Social Demócrata de Morelos para competir por la presidencia municipal de la capital del estado, Cuernavaca. El 7 de junio del 2015, el delantero ganó la contienda electoral con el 28%  de los votos.  Meses después de iniciada su gestión, se difundió un supuesto contrato de 7 millones de pesos que había  recibido a cambio de ser el candidato del PSD, lo cual él rechazó tajantemente.

Fue en 2018, cuando Blanco fue exonerado por el Consejo Estatal Electoral que determinó que no había evidencia de que el exfutbolista hubiera incurrido en algún delito electoral por la presunta firma del contrato con el PSD para ser candidato.

Meses después, Cuauhtémoc fue destapado por el presidente del PES, Hugo Eric Flores, para ser su candidato a la gubernatura de Morelos.

Como parte del convenio de coalición entre PT, PES y Morena, se definió que el candidato al gobierno del estado sería determinado por una encuesta entre Cuauhtémoc Blanco y el morenista Rabindranath Salazar, la cual ganó el ex futbolista.

En su triunfo, a Blanco le favoreció no sólo el efecto López Obrador, sino la mala gestión que realizó el perredista Graco Ramírez, quien incluso ha sido considerado el gobernador peor evaluado del país. Sólo 11% de los ciudadanos aprueban su gestión.

Ésta sería la segunda ocasión que en Morelos hay alternancia. La primera fue hace seis años cuando el PRD-PT-MC ganó la gubernatura con el 43% de los votos.

Cuauhtémoc Blanco nació en la ciudad de México en 1973. Es considerado uno de los mejores futbolistas del balompié nacional.