La participación de las mujeres queretanas como sostén de las familias creció cuatro puntos porcentuales desde el 2005; mientras la población femenina de la entidad tiene en promedio 2.27 hijos nacidos vivos, lo que las coloca muy cerca de la media nacional.

Cabezas de Familia

Las mujeres queretanas sostienen 24% de los hogares de la entidad, es decir 108,061 de los 450,104 censados en el estado por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

Mientras, 75.99% es sustentado por un hombre.

De todos esos hogares, 202,l 791 se encuentran en la capital queretana y 52,362 de ellos tienen a la mujer como cabeza de familia, según cifras de la Comisión Estatal de Población (Coespo) y el INEGI.

De acuerdo con esos datos, la cifra de mujeres que sostienen sus hogares creció respecto del índice reportado en el 2005, cuando fue de 20 por ciento.

Natalidad

Las mujeres del municipio de Pinal de Amoles tienen en promedio 3.51 hijos nacidos vivos, lo que las ubica por encima de la tasa global de fecundidad en el país, que indica un promedio de 2.2 hijos durante la vida fértil.

Según Coespo, las féminas del municipio de Corregidora procrean en promedio 1.92 descendientes, el índice más bajo en toda la entidad. La fertilidad en los municipios es: Arroyo Seco con 3.26 hijos nacidos vivos en promedio; Landa de Matamoros con 3.15; Peñamiller, 3.13; Amealco de Bonfil 3.01; San Joaquín con 2.97, Huimilpan 2.85 y Jalpan de Serra 2.81.

Le siguen Colón 2.78; Cadereyta de Montes 2.74; Tolimán 2.68; Pedro Escobedo 2.50; El Marqués 2.47; Ezequiel Montes 2.46; Tequisquiapan 2.39; San Juan del Río 2.22; y la capital con 2.0.

Blanca Pérez Buenrostro, presidenta de la Comisión de Salud y Género de la Legislatura local, reconoció que en la entidad como la sociedad y las autoridades no apoyan a las madres trabajadoras y menos a quienes son madres solteras.