Aunque la ruta para renovar la dirigencia nacional del PRD es larga, el actual líder, Jesús Zambrano, aseguró que está listo para dejar el encargo el 21 de marzo –fecha en la cual estatutariamente termina su periodo al frente del Sol Azteca. Sin embargo, reconoció que será el Consejo Nacional el que decida la eventual prórroga de su gestión o el nombramiento de un presidente interino.

Estoy listo para entregar la responsabilidad de la presidencia nacional el 21 de marzo a quien decida, si es que así lo decide el Consejo Nacional de nuestro partido .

En el marco del pronunciamiento de la dirigencia nacional y sus legisladores ante el encuentro de los mandatarios estadounidense Barack Obama, el ministro canadiense Stephen Harper y Enrique Peña Nieto, Zambrano Grijalva desechó la acusación de su compañero Enrique Vargas –quien advirtió de un posible desánimo, en caso de que Nueva Izquierda se mantenga al frente del partido. No deben andar espantando con el petate del muerto. Si no se sienten a gusto en el PRD algunos, pues la militancia es absolutamente libre .

Cabe mencionar que en marzo estatutariamente se debe renovar la presidencia del partido, secretaría general, integración de la Comisión Política Nacional, así como el secretariado nacional. Sin embargo, el IFE no ha validado los documentos del PRD.

Al respecto, Jesús Zambrano pidió a los consejeros electorales elaborar un dictamen y notificar sobre la validación de las reformas a los estatutos. Exijo, como autoridad electoral nacional, tomen cartas inmediatamente en el asunto y nos resuelvan a la brevedad posible, porque estamos llegando justo a los límites de nuestros tiempos para emitir la convocatoria, y ellos, en este sentido, son también responsables ante el país de lo que pueda pasar en lo que corresponde a este tema de los documentos básicos con el PRD .

jose.reyes@eleconomista.mx