Santiago Creel reiteró su llamado a todos los funcionarios públicos a que no "metan las manos" en la elección del 5 de febrero, al considerar que al interior del PAN hay un precandidato presidencial "A" y uno "B" lo que desequilibra la contienda interna.

En rueda de prensa rechazó que la elección interna haya perdido rumbo o que él y Ernesto Cordero formen un frente común contra Josefina Vázquez Mota, pero dijo que se deben poner límites a las tentaciones que a través de la coacción o compra del voto pretenden romper la unidad del panismo.

A pregunta expresa, Creel Miranda dijo que "el candidato independiente soy yo. Nunca tuve la oportunidad de trabajar en este gobierno, no sé por qué motivos, sí trabajé en el Senado pero no propiamente dentro del gobierno, ella sí (Vázquez Mota)".

"Yo lo que puedo hacer es una conjetura nada más, si haría yo más allá ya no sería lo que soy, gente seria y digo algo cuando tengo las pruebas completas en la mano, pero todo indica que hay un candidato A y un candidato B, todo lo demás es ya conjetura", aclaró.

Recordó que funcionarios de "altísimo nivel" de este gobierno la están acompañando a (Vázquez Mota) "y si así le seguimos pues la respuesta está muy clara".

Creel cuestionó el hecho de que la ex secretaria de Desarrollo Social y Educación quiera ser la abanderada del Partido Acción Nacional (PAN) en 2012 cuando se niega a debatir, en lugar de contribuir a fortalecer al partido dejando claro a la población que apoyan ese tipo de ejercicios porque "somos demócratas".

"Honestamente Ernesto y yo hicimos nuestra labor, cada quien como pudo con sus virtudes y defectos. Buscamos prestigiar la tradición de debate de Acción Nacional", resaltó el precandidato.

Al abundar sobre las "tentaciones" por inclinar la balanza hacia algún precandidato, resaltó que este tipo de prácticas no las hubo en la elección interna pasada, a diferencia de esta contienda donde se han presentado irregularidades como el exhorto del secretario de Gobierno de Sonora, Roberto Romero, para que funcionarios públicos voten en favor de Cordero Arroyo.

Confió en que si se trata de hechos aislados "no tienen la menor importancia", pero advirtió que "si son ya incidentes recurrentes o sistemáticos pues estamos hablando de algún propósito. Entonces qué cambió pues creo que el poder, las cercanía al poder, las posibilidades realmente de llegar al poder a algunos los tientan".

El ex secretario de Gobernación opinó que en una elección las reglas deben ser parejas, "lo que es parejo no es chipotudo", de ahí que el llamado a mantener la imparcialidad debe ser para el Ejecutivo federal, gobernadores, dirigentes nacionales o locales a evitar cualquier tentación de inmiscuirse en la contienda panista.

Aclaró que al interior del panismo no hay "mapaches", sino "tentaciones", por lo que dijo que será responsabilidades de los funcionarios mantener la unidad del blanquiazul.

MIF