El llamado triángulo de la vida es un método que se utiliza cuando ya no da tiempo para salir de un edificio que se está derrumbando, provocado por un sismo. Consiste en que entre un objeto y tu cuerpo haya un espacio el cual te mantenga con vida hasta tu rescate. La posición fue inventada por Doglas Copp, director del Equipo de Rescate Internacional.

El procedimiento es colocarte en posición fetal junto a un objeto resistente, el cual te pueda proteger de algún derrumbe, ya que la idea es que el objeto reciba el impacto de la estructura, y se genere un hueco donde puedas resistir con vida hasta que te rescaten.

Aconsejan que si te encuentras en tu cuarto te puedes colocar a un lado de tu cama, si estas en el trabajo a un lado del escritorio.

En la calle puedes ponerte a lado de tu carro o si eres transeúnte de algún carro o estructura en la cual puedas generar ese espacio que te puede salvar la vida y esperar a que lleguen a tu rescate.

Si te encuentras en algún lugar con muebles trata de colocarte en uno resistente que no se doble fácilmente al ser aplastado por las paredes. En una escuela podías recostarte en la posición indicada junto a una butaca lo cual puede igual ayudarte en estos casos.

Recuerda que no debes estar abajo de los objetos que elegiste, ya que si llegan a ser aplastados y tu estas adentro puede ser mortal.

amp