Irene Levy Mustri fue elegida como nueva integrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA).

El Comité de Selección, integrado por ocho personajes entre académicos, activistas e investigadores, la eligió entre 22 aspirantes a ocupar la silla que dejó la ahora expresidenta del órgano anticorrupción ciudadano, Jacqueline Peschard.

En entrevista con medios de comunicación, minutos después de haber sido electa para los próximos cinco años, la jurista, académica de la Universidad Iberoamericana y presidenta de la organización civil Observatel, consideró que entre los principales temas que ocuparán al Comité Ciudadano en el corto plazo estará pugnar por los nombramientos faltantes en el Sistema.

“Debemos urgir a las autoridades para que integren al Sistema Nacional Anticorrupción, no puede ser que a estas alturas nos falte todavía el fiscal anticorrupción, que falte el auditor superior de la Federación, varios de los titulares de los órganos internos de control, en fin, tenemos que terminar de integrar y darle un voto de confianza a todos, la ciudadanía, las propias instituciones, un voto de confianza para este Sistema”, indicó.

Levy Mustri añadió que fomentar la visibilidad del Comité de Participación Ciudadana (CPC) es otro factor al que se le debe dar continuidad en el presente año, además de que, aseveró, será necesario hacer público las reticencias que muestren los titulares de las instituciones y dependencias federales que integran al Sistema hacia las causas anticorrupción.

“Si cinco o seis (de los integrantes del Comité Coordinador del SNA) no quieren votar a favor de causas anticorrupción habrá que decirlo, habrá que gritarlo, habrá que ir con ustedes (prensa) para que ustedes también sean nuestros brazos, nuestra voz para dar a conocer estos temas que tienen que estar en la agenda pública”, enfatizó.

ASUME FUNCIONES NUEVA PRESIDENTA DEL SNA

En la misma sesión, Mariclaire Acosta Urquidi fue presentada como la nueva presidenta del Comité de Participación Ciudadana y por ende del Sistema Nacional Anticorrupción. Al asumir sus nuevas funciones, la socióloga expresó  que no será “fácil” la nueva encomienda en el contexto social que vive México.

En su discurso la académica se refirió a la corrupción en México como “endémica y sistémica”, la cual crece debido al contexto político además de “la existencia de leyes no escritas, el pago de cuotas, moches, mordidas y propinas para el refresco, la venta de plazas, entre otras, son prácticas comunes”.

Asimismo, dijo que durante su gestión buscará fortalecer el diálogo con la ciudadanía, además de poner énfasis en observar la legislación que resulte en materia de regulación de la publicidad oficial.

“Debemos acompañar este proceso legislativo (...) la agenda es extensa; obliga a acelerar tareas como la aprobación de los formatos de declaración patrimonial y de intereses de los funcionarios públicos y sus familiares”, entre otros rubros como el fortalecimiento de los órganos de fiscalización.

Por otra parte, en materia de coordinación entre las instituciones, Acosta Urquidi indicó que se empezará a utilizar la Comisión Ejecutiva del SNA para impulsar los temas y la coordinación entre ellas.

hector.molina@eleconomista.mx