El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, señaló que en el caso de los migrantes deportados que quieran acceder al sistema nacional educativo y no cuenten con documentos que acrediten sus conocimientos, confiarán en las escuelas para que a su juicio sean aceptados.

La medida, precisó, incluye además de los niveles de educación básica y media superior, a las universidades.

Parte de lo que aquí estamos proponiendo es la manera de acabar con la burocracia. Estamos confiando en las escuelas del país de todos los niveles, y estamos descentralizando en las escuelas el que tengan ese juicio , dijo durante su participación en la audiencia pública en el Senado de República con integrantes de las comisiones de Educación y Estudios Legislativos.

Si llegan unos papás, ejemplificó, con un niño de nivel primaria y por la razón que sea no tienen papeles, pues que en la escuela que lo pueda recibir tengan un diálogo con el director, y que ellos puedan a través de la edad del alumno, más o menos de lo que haya avanzado, ubicarlo en el grado que corresponde.

Nuño Mayer expuso que para los demás grados como educación media, confiarán en que las escuelas hagan el mismo diagnóstico y lo mismo en las universidades , ante el cuestionamiento del senador Raúl Pozos, de la maravillosa muestra de confianza en las instituciones educativas.

Al respecto el titular de la SEP dijo que hay suficientes criterios para poder tener una mayor flexibilidad, sin que eso quiera decir que se pierden controles; por ejemplo en el caso de una universidad, puede pedir que hagan un examen de admisión (...) Creo que estamos ante un momento y una circunstancia en la que requerimos (...) flexibilizar, obviamente manteniendo criterios elementales para evitar casos fraudulentos, etcétera .

Asimismo el funcionario federal respondió a los cuestionamientos de los legisladores en el sentido de si existe la capacidad del Sistema Educativo Nacional, de recibir a los connacionales deportados de Estados Unidos y que busquen continuar sus estudios, asegurando que existe el cupo suficiente .

Dijo que aunque es muy pronto para hacer un cálculo del número de connacionales deportados de aquel país, refirió que si se mantiene un patrón parecido o superior al visto en los últimos años, se podrá cumplir con la demanda.

Obviamente se tendrá que hacer un esfuerzo importante pero claramente estamos hablando, en primer lugar, de que el regreso tiene un alto nivel de dispersión, lo cual es bueno para el sistema educativo, porque eventualmente lo que nos podría generar un problema es una concentración exagerada en un solo punto, lo cual podría desbordar el cupo en escuelas de educación básica, media superior y eventualmente de superior , explicó.