Durango, Durango. Un amplio expediente integra la Caravana del Consuelo por la Paz con Justicia y Dignidad, con un cúmulo de historias sobre secuestros, levantones, desapariciones, ejecuciones y dolor por la violencia que genera el crimen organizado y que han sido recogidas conforme avanza el contingente.

Javier Sicilia y Emilio Álvarez Icaza anunciaron ayer que el movimiento que encabezan elaborará un expediente para promoverlo como quejas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dependiente de la Organización de Estados Americanos. Esto con la finalidad de que la Comisión haga un pronunciamiento respecto del cúmulo de quejas. Cabe recordar que en el caso Radilla (activista desaparecido), la CIDH emitió una sentencia mediante la cual declaró responsable al gobierno federal de la desaparición del profesor guerrerense.

Y es que no son pocas las estremecedoras historias de clamor de justicia que hasta ahora se han escuchado en Michoacán, San Luis Potosí, Zacatecas y Durango.

En esta última ciudad, donde la víspera fueron hallados más de 200 cadáveres en una narcofosa, fue la máxima conquista hasta ahora del movimiento social, pues logró llenar con más de 2,000 personas la plaza central. Antes, un niño y su madre detuvieron la marcha de los vehículos. Javier Sicilia bajó de su automóvil para escuchar del menor cómo una noche su padre, de oficio minero, desapareció y unos días después fue hallado muerto.

Enmudecidos, Sicilia y todos los que lo acompañaban no pudieron evitar las lágrimas. Dónde está Dios, dónde están las autoridades de todos los niveles, dónde las corporaciones de seguridad, el Estado de Derecho, a dónde iremos a rezar, a llorar, a dónde van los desaparecidos , expuso en Durango la poeta María del Socorro Soto.

Pero tal es la incertidumbre de seguridad que se vive, que Javier Sicilia y Emilio Álvarez Icaza pidieron ayer a los medios evitar mencionar los nombres de las personas que denuncian públicamente para no exponerlas ante cualquier intimidación o represalia por parte del crimen organizado.

En tanto, ayer Javier Sicilia respondió que es inadmisible creer que la Policía Federal ingresó al Centro de Derechos Humanos Paso del Norte de Ciudad Juárez, Chihuahua, sólo para perseguir a narcomenudistas, ya que los elementos policiacos inspeccionaron documentos de investigaciones que realiza esa organización civil.

[email protected]