El titular de la Profepa, Hernando Guerrero Cázares, realizó este jueves una visita al relleno sanitario Bordo Poniente, a fin de corroborar que ya no se depositen los residuos sólidos urbanos que se generan en la ciudad de México.

El funcionario de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) señaló que durante la inspección también se verificó el manejo correcto de los lixiviados que se producen por las 12,600 toneladas de desechos sólidos que diariamente se depositan en ese lugar.

Según un comunicado, comentó que se vigiló que la reducción gradual en la recepción de los residuos correspondiente al cuarto trimestre de 2011 se haya realizado conforme a lo pactado por la administración capitalina, en el convenio suscrito el 22 de noviembre pasado con el Gobierno Federal.

El procurador ambiental refirió que otro de los propósitos de la visita fue revisar que la planta de composta tenga la capacidad para operar de acuerdo con el volumen de residuos orgánicos generados.

Puntualizó que en su momento la Profepa informará a la opinión pública sobre los resultados que haya arrojado la visita de inspección al relleno sanitario, que se cerró en su cuarta etapa en la segunda quincena de diciembre pasado.

MIF