Tuxtla Gutiérrez.- Las investigaciones que derivaron en el desmantelamiento de un centro de espionaje, al servicio del ex gobernador Pablo Salazar Mendiguchía, se realizan en estricto apego a derecho, afirmó Sergio Iván Cruz Ledesma.

El Fiscal Especializado Contra la Delincuencia Organizada de la Procuraduría de Chiapas mencionó que dicho centro, encabezado por José Luis Heberto Paulín Palma, operaba con el uso indebido de equipo e información propiedad del gobierno del estado.

En un comunicado, aclaró que "lo que hace la Procuraduría es perseguir delitos y delincuentes, no a fabricar culpables".

Refirió que la averiguación previa fue iniciada tras la recepción de una denuncia ciudadana, por lo que la corporación realizó las indagatorias que llevaron a la desarticulación de este centro y el aseguramiento de equipamiento tecnológico.

"Entre los objetos asegurados destacan un contador de radio para encontrar todo tipo de frecuencia, transmisor radio, televisión y transmisor de micrófono, y un receptor de prueba que sirve para escucha cualquier tipo de transmisión", expresó.

Asimismo, señaló que Paulín Palma sustrajo equipo propiedad del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4), en donde fungió como titular durante el sexenio de Salazar Mendiguchía.

"De acuerdo con los testimonios de empleados y personal que estuvo bajo su mando, Paulín Palma, quien era cuñado del entonces mandatario estatal, fungió como titular del C4 a pesar de nunca contar con un nombramiento oficial", comentó.

El funcionario refrendó el compromiso de la Procuraduría de Chiapas, "institución de buena fe que continuará cumpliendo con su compromiso social y obligación constitucional de atender las denuncias ciudadanas y, sobre todo, perseguir delitos y delincuentes".

HIJO DE MENDIGUCHÍA DENUNCIA ABUSOS

El hijo del ex gobernador de Chiapas, Pablo Salazar López denunció que la madrugada del lunes, alrededor de 30 elementos de la policía del estado irrumpieron en el domicilio de su tía, Miriam Salazar Mendiguchía, hermana de su padre, Pablo Salazar Mendiguchía, en Tuxtla Gutierrez.

Fue a raíz de una supuesta denuncia anónima que el cuerpo policíaco ingresó en ese domicilio, dijo, ya que supuestamente se llevaban a cabo actividades de delincuencia organizada y trata de personas.

En un comunicado de prensa, Salazar López detalló que durante la diligencia y de manera ilegal, los elementos de la policía sustrajeron los teléfonos de las tres personas que habitan en dicho domicilio.

"Lo que es peor aún, al final del cateo, se llevaron por la fuerza y sin mediar ninguna orden judicial que lo avalara, a José Luis Paulín Palma, Pamela Paulín Salazar y María Shilón Bautista, cuñado y sobrina de Pablo Salazar respectivamente, mientras que Shilón Bautista realiza labores domésticas con la familia Paulín Salazar desde hace décadas", aseveró.

Con información de Radio Fórmula.

MIF