El Senado de la República aprobó por mayoría de votos que las personas que posean cargadores de cartuchos para armas de fuego y explosivos de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea sean sancionados con prisión de dos a seis años y de 25 a 100 días multa.

La iniciativa, que fue turnada a la Cámara de Diputados, expone que en los últimos años la capacidad de fuego de la delincuencia organizada se ha incrementado de manera considerable, con lo que desafían el monopolio del Estado en el uso de la fuerza pública .

El senador Arturo Zamora, quien impulsó la iniciativa, argumenta en el escrito que la Secretaría de Seguridad Pública Federal, en el Informe de Rendición de Cuentas 2006-2012 de la Policía Federal, menciona que del 2007 al 2011 se aseguraron 33,374 cargadores y 1 millón 642,158 cartuchos.

Según el documento ‘Logros de la Secretaría de la Defensa Nacional’, publicado en julio del 2012, en la pasada administración federal, esta dependencia aseguró 12 millones 100,000 cartuchos de diferentes calibres, pero no se da cuenta de la cantidad de cargadores asegurados , precisa.

La iniciativa pidió considerar que los cargadores son dispositivos impulsores y de almacenamiento de municiones para armas cortas o largas y son un elemento indispensable y estratégico al momento de un enfrentamiento con la delincuencia.

Por ello, se propuso adicionar un artículo 83 quintus a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos y se aprobó con 94 votos en favor, cero en contra y cero abstenciones en la Cámara de Senadores.

Lo anterior luego de que se estudiara el asunto en las comisiones unidas de Defensa Nacional y de Estudios Legislativos.

[email protected]