El presidente Felipe Calderón promulgó la reforma constitucional en materia de derechos humanos, la cual obliga a las autoridades a reparar los daños en caso de violar las garantías de un ciudadano, abre espacios de asilo político, da certeza jurídica a la suspensión de derechos y ciudadaniza la elección del titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En la residencia oficial de Los Pinos, Calderón Hinojosa enfatizó categóricamente que la reforma es la mayor ampliación a los derechos de los mexicanos que se haya visto en décadas , además de que coloca a México en la vanguardia de la promoción y defensa de las garantías.

Argumentó que la reforma prevé la expedición de una ley de reparación del daño para que el ciudadano exija el resarcimiento de agravios provocados por autoridades mexicanas. Ante representantes del Poder Legislativo y Judicial, el Presidente explicó que la denominación del capítulo 1 de la Constitución ( Los derechos humanos y sus garantías ) cierra una larga discusión jurídica sobre los alcances y naturaleza de las garantías individuales.

INVESTIGACIÓN, EN MANOS DE LA CNDH

Con la reforma, la CNDH tendrá la facultad de investigar violaciones graves a los derechos humanos, tarea que estaba a cargo de la Suprema Corte; además, la Comisión podrá ejercer acciones de inconstitucionalidad contra las leyes federales y locales que considere que vulneran los derechos. Mientras que los funcionarios del país estarán obligados a atender recomendaciones en la materia, de lo contrario comparecerán ante órganos legislativos.

Asimismo, con la modificación a la ley se elevan a rango constitucional los derechos humanos protegidos por los tratados internacionales ratificados por México, además de que se da apertura a espacios para el asilo político y el refugio humanitario de extranjeros.

El Presidente instruyó a los secretarios de Gobernación y Relaciones Exteriores, así como al Consejero Jurídico a elaborar a la brevedad los proyectos de iniciativas para las leyes secundarias derivadas de la reforma.

TRASCENDENCIA

Puntos de la reforma constitucional en materia de derechos humanos:

Eleva a rango constitucional los derechos humanos establecidos en tratados internacionales avalados por México.

Prevé la expedición de una ley de reparación de daños.

Da mayor certeza jurídica para los casos en que deba aplicarse la suspensión de derechos humanos a alguna persona.

Prohíbe la suspensión del derecho a la vida, a la niñez, al principio de legalidad y no retroactividad.

Establece que la selección del titular de la CNDH se llevará a cabo mediante mecanismos de consulta pública.

Obliga a autoridades a atender recomendaciones de los órganos especialistas en materia de derechos humanos.

Hace homogéneo el procedimiento para personas que busquen asilo político en México.

[email protected]