Durante el 2019, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (entonces procuraduría capitalina) abrió 1,164 carpetas de investigación por el delito de sustracción de menores. Agosto fue el mes con mayor número de casos.

De acuerdo con las estadísticas publicadas en el portal de la institución, en enero de este año el número de carpetas de investigación iniciadas por el mismo delito llegó a 100 expedientes, seis casos más que en enero del 2019 y 34 más que en el mismo mes del 2018.

Los datos señalan que el delito denunciado durante el 2019 (1,164 casos) está por encima de los que fueron reportados en el 2018 (1,097) por 67 casos.

El fin de semana pasado, el secuestro y posterior asesinato de la niña Fátima Cecilia, de siete años de edad, movilizó a las autoridades, tanto de la Secretaría de Seguridad Ciudadana como de la FGJCDMX, ya que la madre de la menor aseguró que las autoridades omitieron su búsqueda inmediata.

En este caso, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, reconoció que hubo una serie de negligencias por parte de las autoridades para atender la búsqueda de la menor, mientras que la fiscal general, Ernestina Godoy, anunció la investigación contra funcionarios públicos de la institución que intervinieron.

Asimismo, la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) y el Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio (OCNF) urgieron al gobierno, no sólo de la Ciudad de México, sino al federal, a implementar protocolos de búsqueda inmediata en campo.

Con el caso de Fátima, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) llamó a simplificar y armonizar los protocolos para la activación de la Alerta Amber, mecanismo de búsqueda de niñas y niños desaparecidos.

El feminicidio de Fátima causó también presión social y mediática hacia las autoridades.

La noche del miércoles, Sheinbaum Pardo anunció en su cuenta de Twitter la captura de Giovana “N” y Mario Alberto “N”, presuntos responsables de la desaparición y feminicidio de la menor cuyo cuerpo fue hallado en la alcaldía Tláhuac.

Por la mañana del jueves, en rueda de prensa, el secretario de Seguridad capitalina, Omar García Harfuch, informó que la fiscalía estaba a la espera de que un juez de control girara una orden de aprehensión contra los dos detenidos en el municipio de Isidro Fabela, Estado de México.

La pareja señalada se encontraba hasta anoche en la fiscalía de Atizapán, acusada de cohecho, ya que ofrecieron dinero a los policías municipales para que los dejaran escapar.