Ayer fue rescatado un cadáver más de la mina de Sabinas, Coahuila, donde el martes pasado una explosión dejó a 14 trabajadores atrapados. Hasta ahora, cinco cuerpos han sido rescatados y el gobierno reiteró que son casi nulas las posibilidades de que puedan sobrevivir los otros nueve mineros.

El panorama es desolador, no hay señales de vida y el pronóstico es malo , dijo el secretario del Trabajo, Javier Lozano, en el yacimiento propiedad de la empresa minera Vimsa, ubicado en Sabinas, Coahuila, a unos 130 kilómetros de la frontera con Estados Unidos.

Protección Civil del estado, apoyados por escuadrones de rescate, continuaba trabajando en la zona, a la que se espera que lleguen cinco expertos enviados por el gobierno de Chile, dos de los cuales participaron en octubre pasado en el rescate de 33 mineros en Atacama.

Ante esto, el diputado coahuilense Melchor Sánchez aseguró que la zona carbonífera de Coahuila opera en un completo desorden, desde la falta en la inspección en el otorgamiento de concesiones, hasta la nula supervisión en la seguridad e higiene en el trabajo.

En entrevista insistió: La poca atención de las secretarías de Economía y del Trabajo y Previsión Social en la explotación de carbón es la que ha generado los accidentes. Es indispensable que se revise con claridad a los concesionarios, así como las condiciones en las que trabajan los mineros que prácticamente están laborando en la informalidad .

De acuerdo con información de la Secretaría de Economía, la concesión 225883, otorgada a Luis González Garza, solicitó su renovación en el 2005 y se le autorizó su explotación en 270 hectáreas, desde el 4 de noviembre de ese año y hasta el 3 de noviembre del 2055. Sin embargo, el concesionario no reportó a la autoridad sobre la empresa Vimsa, la cual es la que realizaba la extracción de carbón en el pocito al momento de la explosión.

Por otra parte, el Secretario del Trabajo confirmó la muerte de cinco mineros y seguirán los trabajos para el rescate de los nueve trabajadores que aún están al interior del pocito minero.

De acuerdo con un informe del Centro de Reflexión y Acción Laboral es imposible determinar el número exacto de mineros fallecidos; sin embargo, de 1889 a la fecha, cuando menos han perdido la vida 1,712 mineros siniestrados, de los cuales 135 fallecieron en la última década.

En este 2011, Juan Manuel Gómez Gay­tán y Daniel Vaquera Contreras murieron en la Mina Lulú, propiedad de Minera Siderúrgica de Coahuila, el 2 de febrero del 2011.

El 1 de mayo pasado murió José Luis Rivera Garza, de 41 años, siniestrado en la mina de carbón San Juan, municipio de Escobedo, Coahuila.

Así han fallecido 47 mineros desde el siniestro en Pasta de Conchos, como consecuencia a la falta de seguridad y condiciones satisfactorias de empleo.

LAS INSPECCIONES DE LA STPS

De acuerdo con el diputado Melchor Sánchez, la autoridad debería supervisar alrededor de 200 minas pequeñas -denominadas pocitos- porque operan al ahí se va, no hay una dirección de minas o una Secretaría del Trabajo que supervise .

El documento Avances en el Programa de Inspección Federal en la Región Carbonífera , de la Secretaría del Trabajo, indica que se realizó un operativo extraordinario de inspección a la región carbonífera, el cual constó de tres etapas cuyos resultados fueron: en las diligencias de Seguridad e Higiene se dictaron 1,738 medidas técnicas (1,627 de campo y 111 referentes a documentos); se detectaron 705 violaciones directas en materia de seguridad e higiene; 292 violaciones directas en materia de condiciones generales de trabajo, y 30 empresas contratistas laboran en los centros de trabajo.

Asimismo se enviaron a la Dirección General de Asuntos Jurídicos 70 solicitudes de sanción, para que en su caso inicie el procedimiento administrativo sancionador que proceda en cada caso. (Con información de Agencias)