El Gobierno de la Ciudad de México pidió de manera formal a instituciones del Estado y a los bancos analizar la posibilidad de suspender, de manera extraordinaria, sin cobro de intereses, los pagos de las mensualidades de los créditos hipotecarios a personas afectadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017. 
 
Lo anterior como medida hasta que concluyan las acciones de reconstrucción o rehabilitación de sus hogares de los damnificados.
 
Los documentos fueron enviados al vocal Ejecutivo del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (FOVISSSTE), al director General del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) y al presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). 
 
En un comunicado se detalló que el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México solicitó considerar esta medida hasta que se resuelva la condición de vulnerabilidad que enfrentan las y los damnificados, que les impide continuar con sus pagos.
 
Expuso que derivado de las reuniones sostenidas en los últimos meses con las familias afectadas, se busca avanzar en una medida que permita brindarles una atención integral, ya que han expresado su gran preocupación por las complicaciones para continuar pagando sus créditos hipotecarios, que en muchos casos aún no han sido saldados, y al mismo tiempo realizar el pago de renta y los gastos accesorios para ocupar otro inmueble.
 
Cabe señalar que la suspensión no contempla el pago de seguros, a efecto de garantizar el beneficio que en su caso otorgan las aseguradoras.
 
Subrayó que es importante que las instituciones antes referidas y los bancos, valoren y en su caso aprueben, la medida complementaria a favor de las personas damnificadas.