El cáncer cervicouterino es la segunda causa de muerte entre las mujeres en México, sólo después del cáncer de mama, de acuerdo con el INEGI; sin embargo, la prevención desde temprana edad y las acciones del gobierno, como implementar la vacuna contra el VPH en niñas de primaria, han bajado la tasa de mortalidad en los últimos años.

Pero no sólo el gobierno lleva a cabo acciones preventivas y de información, también existen organizaciones de la sociedad civil y fundaciones que tienen como objetivo bajar la tasa de mortalidad entre las mujeres a través de pláticas, consultas, jornadas de vacunación y otros esfuerzos.

La Fundación Nacional para el Cáncer Cervicouterino AC (Funacc), dirigida por Patsy Ordóñez, es un ejemplo de una joven emprendedora de apenas 25 años que con su pasión, sueños y ganas de apoyar a las mujeres ha sido reconocida como la Mejor Mujer Emprendedora 2011 por la Secretaría de Economía y Ganadora del Premio en Responsabilidad Social 2012 por la Universidad Anáhuac del Sur por sus esfuerzos en contra de esta enfermedad.

Su interés hacia el altruismo inició hace 10 años, cuando entró como voluntaria en la donación de órganos y, posteriormente, se dio cuenta de que era necesario informar y prevenir el cáncer cervicouterino por la alta mortalidad. Fue así que en el 2010 entró a la incubadora de la Universidad del Valle de México y decidió abrir su fundación.

A pesar de no haber recibido una gratificación económica por estos reconocimientos, Patsy continúa trabajando y esto le abrió las puertas con otras organizaciones, empresas y gobiernos, que han visto con buenos ojos sus trabajos y logros. Gracias a estos premios, la Funacc ha ganado prestigio y los donativos por parte de personas y empresas ha fluido bastante bien .

Actualmente, tiene alianzas con Inova, Bimbo, Banamex para dar talleres y conferencias a mujeres de bajos recursos en el Distrito Federal. Por otra parte, gracias a los laboratorios Roche, MSD, Novartis y GSK, han podido vacunar a miles de jovencitas contra el PVH.

Retos a mediano plazo

En algún momento la Funacc tuvo injerencia en Puebla, pero Patsy Ordoñez decidió que debían consolidarse en el DF para más adelante abarcar otros estados con altos índices de pobreza, como Guerrero, Chiapas y Oaxaca. La primera etapa de la fundación fue dar pláticas y jornadas de vacunación; después incorporamos la atención ginecológica y lo que pretendo para el 2015 es abrir un hospital especializado de cáncer cervicouterino, donde también exista un banco de medicamentos, atención psicológica y especialistas, pero para el alcance de todas , confió la joven emprendedora.

[email protected]