La presidenta del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), Jaqueline Peschard Mariscal, afirmó que el nuevo fiscal anticorrupción que está por elegir el Senado debe cumplir con todos los elementos de pulcritud en su trayectoria para tener solvencia en el combate a la corrupción.

Nosotros no tenemos nada que ver con el nombramiento del fiscal nacional anticorrupción, no está en nuestra competencia. (Sin embargo) lo que hemos dicho es que tiene que ser un perfil de alguien que no tenga realmente ninguna cola que le pisen; alguien que sea impecable en términos de un pasado que no pueda reclamársele, que no haya tenido algún tipo de mala actuación , afirmó.

Al acudir a un encuentro con los diputados federales que componen el Caucus Anticorrupción, Peschard Mariscal afirmó que si el Senado no nombra al primer fiscal anticorrupción para hacer antes más reformas al SNA, será el titular de la Procuraduría General de la República, Raúl Cervantes, quien encabece el Comité Coordinador a partir del 4 de abril.

Jaqueline Peschard aclaró que los integrantes del Comité no tienen facultad de investigar actos de corrupción, sino sugerir políticas y generar bases de datos y, por lo tanto, no podrán satisfacer la exigencia social de que se detengan a todos los peces gordos , afirmó.

Sobre las expectativas que hay sobre el sistema. Yo estoy convencida que hay muchísimas expectativas. Yo voy a estar un año (como presidenta del Comité) y les puedo asegurar que en un año no vamos a agarrar a todos los que quisiéramos, no veo cómo , aseveró.

Mencionó que hay un presupuesto de 147 millones de pesos para que el SNA comience a operar a partir de julio próximo, pero le preocupa más el presupuesto que se le asigne para el 2018. Por ello, dijo que acudirá próximamente con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, para decirle que: necesitamos tal presupuesto, no lo que nos quieran dar .

Afirmó que el SNA enfrenta retos, claro que hay riesgos , como el que los nombramientos del SNA no cumplan con todas las garantías de probidad.

Aseguró que también le preocupa que el Instituto Nacional de Transparencia no tenga actualmente resoluciones robustas de transparencia y, por el contrario, hay la percepción de que las dependencias entregan la información que quieren. El asunto de los datos personales está siendo una justificación para no dar información , dijo.

Por su parte, el también integrante del Comité, José Octavio López Presa, afirmó que la corrupción en México no opera por personas en lo individual, sino que es una red que complicidades que se tienen que atacar también con redes de fiscalización.

El tema de la corrupción en los últimos años ha venido agravándose, definitivamente, y yo creo que es precisamente la existencia del SNA una respuesta un poco desesperada para que las instituciones funcionen, que hagan lo que tienen que hacer. La corrupción no se da por un individuo, porque si ese fuera el caso, inmediatamente podría sancionarse. Esto se da porque hay redes .