Oaxaca.- Indígenas Triquis del pueblo San Juan Copala, en Oaxaca, buscan la intervención de la Cruz Roja Internacional y de la ONU, un día después del fracaso de una nueva caravana humanitaria que pretendía romper un bloqueo de seis meses, informaron el miércoles.

Representantes de esta comunidad, bloqueada por grupos indígenas rivales armados, iniciaron gestiones para "contactarse formalmente con el Comité Internacional de la Cruz Roja y con instancias de la ONU", dijo a la AFP Casimiro Martínez, vocero del municipio autónomo de San Juan Copala.

Una caravana humanitaria que trataba de llevar 40 toneladas de alimentos y medicinas al pueblo mexicano de San Juan Copala (Oaxaca, sur), debió regresar sin lograr su cometido.

Martínez consideró urgente que las organizaciones internacionales "intervengan en el envío y recepción de las casi 40 toneladas de víveres" que la caravana intentó entregar y se encuentran resguardadas en una comunidad cercana.

Otra caravana había tratado de ingresar el 27 de abril pasado, pero fue atacada, dejando dos activistas muertos: el finlandés Jyri Jaakkola y la mexicana Alberta Cariño.

El año pasado el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente (Multi), que controla San Juan Copala, declaró esa zona como municipio autónomo, desconociendo a otras dos organizaciones indígenas.

El Multi acusa del bloqueo y del ataque en abril al grupo rival Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort), que dicen además actúa como aliado del gobierno de Oaxaca, en poder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) desde hace más de 80 años.

Por su parte el Ubisort y una tercera organización indígena responsabilizan a los dirigentes de San Juan Copala de actuar al margen de la ley y promover un alzamiento armado en la región.

apr