Organizaciones sociales como Reporteros Sin Fronteras, Artículo 19 y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), entre otras, demandaron, en posiciones realizadas por separado, al gobierno de Andrés Manuel López Obrador frenar la violencia contra los periodistas mexicanos, que en el 2018 cobró la vida de 12 comunicadores, y en lo que va de la actual administración ya suman cuatro asesinatos y un desaparecido.

Luego del asesinato del periodista Jesús Ramos Rodríguez, en Emiliano Zapata, Tabasco, la ONU-DH condenó el crimen y destacó que esclarecer las agresiones a periodistas es esencial para garantizar la libertad de expresión en México.

“En los últimos años, hemos visto una sucesión de asesinatos y otras agresiones contra periodistas que tienen como resultado la restricción de información disponible para la población. Sin embargo, la mayoría de estos crímenes permanecen en la impunidad y así se envía el mensaje de que quien quiera coartar la libertad de expresión puede hacerlo sin consecuencias”, expresó Jan Jarab, representante en México de la ONU-DH.

Por su parte, Reporteros sin Fronteras, a través de redes sociales, también exigió que se realice una investigación a profundidad sobre el asesinato del locutor tabasqueño Jesús Ramos Rodríguez, y pide al presidente de la República que haga de la lucha contra la impunidad una prioridad de su mandato.

Atacan a locutor

En tanto, Bersaín Gálvez Ramírez, locutor de la radiodifusora La Más Invasora fue localizado en el interior de su vehículo con un disparo en la cabeza, en el municipio de Chicomuselo, Chiapas; hasta anoche estaba hospitalizado.