Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la organización Alto al Secuestro, exhortó al presidente Andrés Manuel López Obrador y al secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, a mantener la estructura del combate a las bandas de secuestradores en el país, que logró un descenso de 44% en dichos ilícitos comparado con el 2013, pese a que el sexenio del priista Enrique Peña Nieto cerró con 11,895 secuestros (de diciembre del 2012 a noviembre del 2018).

De acuerdo con la activista social, eso significó que en las 32 entidades del país se cometieron 165 secuestros en promedio al mes, pese a ser uno de los delitos catalogados o calificados como de “alto impacto”.

En ese sentido, Alto al Secuestro estimó que las víctimas “seguimos viviendo un gran abandono, los delincuentes cada vez están más empoderados y nos siguen atacando aun después de haber sido detenidos, esta realidad debe cambiar y cumplirse con lo que mandata nuestra Constitución: proteger al inocente, procurar que el culpable no quede impune y que los daños causados por el delito se reparen”.

En ese sentido el organismo hizo un llamado al presidente y al secretario a “proteger a las verdaderas víctimas del delito, no a victimarios y menos a brindarles protección a quienes han infringido la ley en un delito tan atroz como es el secuestro, dar continuidad a las buenas prácticas, como disminuir este delito en 44%, porque es fundamental articular esfuerzos con autoridades estatales para que haya estrategia clara y contundente”.

Al dar a conocer las cifras del secuestro de noviembre del 2018, se integraron 126 carpetas de investigación, lo que significó una disminución de 0.7% respecto del mes de octubre del mismo año, y hubo 146 víctimas el mes pasado, 15.11% menos en relación a octubre del 2018.

[email protected]