Enrique Peña Nieto dijo que el 2014 debe ser un año que permita acelerar el paso y concretar los objetivos de abatir la pobreza y la desigualdad.

En Cochoapa el Grande, poblado guerrerense y el más pobre del país, Peña Nieto dijo que los esfuerzos gubernamentales buscan lograr mayor desarrollo e igualdad, así como un país más incluyente.

Acompañado de funcionarios de su gabinete, Peña aseguró que se busca apoyar a quienes más lo necesitan y que a través de distintas acciones y programas, ahora articulados y ordenados para de manera más eficiente combatir la pobreza y la desigualdad, es como se trabajará en los próximos años.

Este año en particular tenemos muy claro que tenemos que seguir avanzando en la Cruzada Nacional Contra el Hambre, para asegurar el abasto de alimentos a quienes, lamentablemente, no lo tienen garantizado todos los días . El 2014 debe ser un año que nos permita acelerar el paso, especialmente en este objetivo prioritario de abatir la pobreza y la desigualdad".

Este es sólo uno de los objetivos de la política social del gobierno de la República, que nos permita realmente revertir los escenarios de pobreza y marginación, no sólo de los 7 millones de mexicanos que padecen hambre, sino de los 53 millones de mexicanos que enfrentan distintas condiciones de pobreza , indicó el Ejecutivo.

Datos del INEGI revelan que en el año 2010, Cochoapa el Grande contaba con una población de 18,778 habitantes; la población de 5 y más años con primaria era de 6,204 pobladores. Y sólo 26 habitantes, de 18 años y más, contaban con nivel profesional.

Por su parte, la directora general de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Nuvia Mayorga Delgado, informó que en el programa de vivienda indígena se han invertido 333 millones de pesos, y que se han llevado a cabo 2,728 acciones de vivienda en siete entidades. Destacó que en los municipios guerrerenses de Metlatónoc y Cochoapa se hizo entrega de 383 viviendas.

En tanto, la titular de Sedesol, Rosario Robles, informó que al mes de diciembre 500 comedores comunitarios operaban ya en Guerrero, pese a la contingencia derivada de las lluvias del año pasado, y que en conjunto atienden a 60,000 personas por día.

nlb