El presidente Enrique Peña Nieto regresó hoy a la ciudad de México, después de una visita relámpago a la sede de la Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático, convocada por Naciones Unidas (ONU) y el gobierno de Perú.

Peña Nieto regresó después de suscribir junto a los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos; Perú, Ollanta Humala, y Chile, Michelle Bachelet, una declaración de apoyo y compromiso con las conclusiones que emanen de la cumbre COP-20, que concluirá aquí el próximo viernes.

Los cuatros jefes de Estado ratificaron su compromiso con la reducción de los gases de efecto invernadero y gases de corta duración, así como con el Fondo Verde de la ONU, que en la actualidad ha logrado un capital de más de 10,000 millones de dólares.

La meta que tiene la ONU es lograr un monto superior a los 100,000 millones de dólares para 2020, a fin de garantizar la ejecución de programas de mitigación y adaptación a los efectos del cambio climático.

En el marco de la Declaración Plenaria de mandatarios de la Alianza del Pacífico, Peña Nieto reafirmó la voluntad política de este mecanismo de integración para avanzar en la búsqueda de soluciones comunes ante el cambio climático, ya que su atención es indispensable para el desarrollo de las presentes y futuras generaciones.

Sostuvo que los integrantes de la Alianza: Chile, Colombia, Perú y México, impulsan un desarrollo sostenible que atiende simultáneamente el crecimiento económico, la inclusión social y la preservación del ambiente.

Dijo que uno de los grandes retos que enfrenta la humanidad es el cambio climático y advirtió que la gravedad de los efectos de este fenómeno sobre el ambiente, la economía y, sobre todo, la salud del planeta, obliga a todas las naciones a enfrentarlo con sentido de urgencia.

El mandatario confió en que el diálogo y los acuerdos que se alcancen en este cónclave en Perú ayudarán a avanzar en el convenio que deberá estar concluido en 2015 y aseguró que el compromiso de México para enfrentar este problema es firme y creciente.

Peña Nieto resaltó que México ha sido uno de los primeros países en poner en marcha acciones para revertir este fenómeno, con diversas medidas como establecer un impuesto al consumo de carbono y el Registro Nacional de Emisiones que iniciará operaciones en enero.

Señaló que, además, con la reforma energética recientemente aprobada se estimulará la inversión privada en generación de energía a partir de fuentes renovables y se podrá migrar hacia otros energéticos menos contaminantes, como es el caso del gas natural.

Asimismo, abundó que se han adoptado medidas concretas e innovadoras a través de la Ley General de Cambio Climático y del Programa Especial de Cambio Climático.

Acompañado por sus homólogos de Chile, Perú y Colombia, destacó las aportaciones en el campo internacional y recordó que en septiembre pasado en la Cumbre sobre el Clima de la ONU, México propuso crear un Panel Intergubernamental sobre el Agua.

Peña Nieto apuntó además que México aportará 10 millones de dólares al Fondo Verde para el Clima y 20 más al Fondo para el Medio Ambiente Mundial.

Con estas y otras acciones, México está haciendo su parte y la verdad avanza en un frente común con los países miembros de la Alianza del Pacífico , enfatizó.

Por último, hizo votos porque los acuerdos alcanzados en Lima y los que se logren en la COP-21, a realizarse en París, comprometan el esfuerzo de todas las naciones para revertir los efectos del cambio climático.

mrc