La secretaria general del PRI, Cristina Díaz, rechazó que haya algún tipo de resabios contra la izquierda mexicana que encabeza Andrés Manuel López Obrador y se declaró abierta al diálogo con todos los actores políticos, incluido el tabasqueño, para lograr los consensos que requiere México.

La dirigente sostuvo que el partido tricolor dará por cerrado el capítulo del conflicto postelectoral el 6 de septiembre, fecha límite para que concluya según la ley, "y a partir de la siguiente etapa tenemos que trabajar por México todos".

En entrevista la también diputada federal y senadora electa ratificó que la actitud de su partido es abonar al diálogo; "no tenemos resabios nosotros, entendemos su lucha, pero todo tiene una etapa en este proceso .

Respecto a las acusaciones de Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial del Movimiento Progresista, contra el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y su abanderado Enrique Peña Nieto Cristina Díaz reiteró que seguirán demostrando e insistiendo que son mentiras absurdas para ensuciar la etapa postelectoral.

Subrayó que, no obstante, una vez que ésta concluya "se cierra ese capítulo y empezamos a construir lo que es el tema legislativo, los acuerdos nacionales para México".

La secretaria general priísta rechazó que el tabasqueño sea una "piedra en el zapato" y reiteró que respetan su lucha siempre y cuando se dé dentro del ordenamiento legal.

No queremos para México la crispación, queremos que México se conduzca con la unidad de todos y cuando hablamos con la unidad de todos los mexicanos no hablamos sólo de un partido político, sino del trabajo que tenemos que hacer por México todos", remarcó.

En cuanto a si ese llamado se lo hacen a López Obrador, dijo que la voluntad del PRI siempre ha sido la de construir consensos, "es una vocación que tenemos en el PRI, incluso siendo oposición".

Sobre si se buscara negociar con la izquierda, planteó que se debe trabajar por los acuerdos nacionales pues "los mexicanos están deseando ver actuar a favor de México y esperamos que ellos entiendan ese momento .

Cristina Díaz aseveró en ese sentido que aun cuando haya discrepancias se puede tener una discrepancia ordenada y respetuosa, donde se puedan construir los acuerdos que requiere la nación".

La líder del partido priísta dejó claro que en política se entiende que nada es para siempre "y se termina la parte postelectoral y empieza el otro tema, que es la agenda legislativa, y que seguramente será muy intensa a partir del 1 de septiembre a diciembre".

Planteó que el 1 de diciembre próximo iniciará en el país una nueva etapa en la que se construirán cambios para fortalecer la democracia.

También celebró la disposición del Partido Acción Nacional (PAN) de trabajar por los reformas que requiere el país. "Celebramos esa posición y su actitud y nos da gusto que estemos trabajando todos por México".

mac