El presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Agustín Basave Benítez, dio a conocer que buscan la anulación de la elección en el estado de Tlaxcala, pues además de que la diferencia de votos es de 1%, existieron diversas irregularidades durante el proceso.

Refirió que inicialmente existía una diferencia de sufragios entre el candidato del PRI y la abanderada del sol azteca de cerca de 25,000 votos; sin embargo, tras el conteo de votos que exigieron con la apertura de paquetes, ésta se redujo a 13,756, con 17,848 sufragios nulos.

Recordó que para la anulación de una elección se toman en cuenta, entre otros, la falta de certeza, el deficiente desempeño de la autoridad electoral, la ausencia de transparencia de los resultados, el no custodiar la paquetería electoral y las violaciones al procedimiento del recuento de los sufragios, supuestos que, dijo, se encuentran en Tlaxcala.

Y la inequidad en la contienda electoral que tiene que ver con la inequidad mediática, es decir, la cobertura noticiosa, el rebase de los topes de campaña y la intervención del gobierno estatal, los tres también entran en el caso , manifestó.

Asimismo, en conferencia de prensa, Basave Benítez dijo que la estrategia jurídica para defender el voto ciudadano se extiende además al estado de Oaxaca.

Por su parte, la secretaria general del sol azteca, Beatriz Mojica, aseguró luego de hacer un balance de las elecciones, que el PRD recupera estabilidad y se coloca como la primera fuerza de izquierda en México.

El PRD recupera confianza ciudadana, se recupera su estabilidad y aumenta su número de representación, lo cual sigue siendo la tercera fuerza democrática de este país, y la primera fuerza de izquierda en cuanto a representación proporcional se refiere , indicó.

De acuerdo con las cifras de la perredista, tras los resultados de las pasadas elecciones el sol azteca aumentó de 23 a 37 legisladores en las entidades donde se celebraron los comicios, con lo que en el país cuentan con 120 legisladores.

Mientras que en relación a los municipios encabezados por el PRD, éstos pasaron de ser 56 a 65, además del aumento en la votación a favor del partido en entidades como Durango, Ciudad de México, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, Tlaxcala y Zacatecas.