La Procuraduría General de la República (PGR) confirmó el hallazgo de tre fosas clandestinas en Carrizalillo, municipio de Eduardo Neri, Guerrero, donde fueron ubicados cinco cuerpos.

Con las pertenencias localizadas, como la ropa, personal de la PGR trabaja en el procesamiento e identificación de los mismos mediante análisis de antropología, genética y odontología, entre otros estudios , detalló la PGR.

Gualberto Ramírez, titular de la Unidad Especializada en la Investigación del Delito en materia de Secuestro de la PGR, informó que agentes de esa dependencia continuarán la búsqueda de más fosas, en colaboración con los habitantes del Carrizalillo. Hoy estamos en la búsqueda de nuevas fosas, aunque no quiero adelantar, pero hay un hallazgo importante , dijo en entrevista radiofónica.

Reiteró que se han incorporado a esta búsqueda personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) con tecnología de alto nivel, así como personal de la División Científica de la Policía Federal.

La PGR detalló que en la primera de las fosas se encontró el cadáver, posiblemente, de una mujer; en la segunda tres cuerpos, dos de sexo femenino y uno masculino; y en la tercera uno más de sexo femenino.

La procuraduría mencionó que se han recabado las declaraciones de pobladores de Carrizalillo y tomado los perfiles genéticos en la población para determinar posibles parentescos con las personas que buscan familiares de desaparecidos. Adicionalmente, a solicitud del Ministerio Público de la Federación, participa en las acciones de búsqueda en esa zona personal del INAH, con el uso de equipo y tecnología de punta como el georradar , explicó.

Cabe destacar que los habitantes del Carrizalillo refieren que Modesto Peña Celso, un presunto colaborador de Guerreros Unidos, les reveló que esa organización delictiva tenía varios puntos en el municipio de Eduardo Neri, donde enterraban a sus víctimas, es aquí en donde han encontrado fosas en estos días.

Los habitantes del Carrizalillo exigen al gobierno estatal y federal que se les permita crear una policía comunitaria dentro del pueblo para protegerse en caso de que Guerreros Unidos decida regresar.

El lunes, los habitantes, encabezados por el comisario ejidal Ricardo López García, hicieron un llamado a los padres de los 43 estudiantes para que viajen a Carrizalillo y busquen ahí a su hijos.