El Partido Acción Nacional (PAN) anunció que buscará evitar el avance de la ley de austeridad aprobada en el Senado de la República.

El líder del blanquiazul, Marko Cortés, afirmó que serán, según los cálculos más optimistas, hasta 100,000 millones de pesos los que estarían a disposición del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, por ahorros en la administración pública federal.

“Es muy preocupante que Morena haya utilizado su fuerza bruta, sin escuchar al PAN y otras voces que se opusieron, para aprobar una medida que confiere al presidente la facultad para utilizar el dinero de los recortes a programas sustantivos, mal llamados ahorros del gasto público, a su leal saber y entender, sin rendir cuentas a nadie, como en los tiempos del viejo PRI”, expuso en una nota de prensa.

Cabe mencionar que la Cámara Alta aprobó la ley de austeridad en donde se confiere la facultad al titular del Ejecutivo para que pueda disponer de los recursos públicos que se lleguen acumular mediante las políticas de austeridad sin algún control específico sobre su utilización.

Y es que en el artículo 61 de la ley de austeridad se precisa que: “Los ahorros generados como resultado de la aplicación de dichas medidas deberán destinarse, en los términos de las disposiciones generales aplicables, a los programas del ejecutor del gasto que los genere.

“Por cuanto hace al Poder Ejecutivo federal, dichos ahorros se destinarán a los programas previstos en el Plan Nacional de Desarrollo o al destino que por decreto determine el titular”, se especificó en la reforma.

“El PAN utilizará todos los recursos legales y recurrirá a todas las instancias para oponerse a ella”, manifestó  Marko Cortés. La reforma pasó a la Cámara de Diputados.

AMLO rechaza comparación con gobiernos del tricolor

El presidente Andrés Manuel López Obrador negó que el artículo 61 de la recién aprobada Ley Federal de Austeridad Republicana contemple una partida secreta que pueda ser administrada a discreción por el titular del Ejecutivo federal.

Cuestionó que periodistas y medios de comunicación hayan comparado esa situación con la partida secreta que en su momento manejó el presidente Carlos Salinas de Gortari; Andrés Manuel López Obrador pidió que no se le compare con él, porque “no somos iguales”.

“Ni modo que voy a tener yo una partida secreta como la que tenía (Carlos) Salinas (de Gortari)”, expresó López Obrador en Palacio Nacional.

Argumentó que Miguel de la Madrid reveló en su momento que el también expresidente Carlos Salinas de Gortari se “robó” la partida secreta de su gobierno, aunque días después, mediante una carta que difundieron sus familiares, De la Madrid se retractó.

“Lamentable, lamentable, intervinieron hasta familiares del expresidente Miguel de la Madrid y fueron a sacarle una carta en donde él dice que ofrecía disculpas, porque él ya no estaba bien de su memoria. No, de veras. Entonces, imagínense. Me ofende. Me dicen: ‘¿Usted va a manejar una partida secreta?’. Pues qué le contesto: No soy Salinas.

“No me comparen, respeto por favor. Pero están muy nerviosos nuestros adversarios. ¿Cómo va a haber partida secreta si una regla de oro de la democracia es la transparencia?”, expresó López Obrador.

[email protected]