La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), a través de un comunicado, felicitó a Andrés Manuel López Obrador por haber ganado en las elecciones presidenciales, al tiempo que reconoció el trabajo de las autoridades electorales y de los ciudadanos.

El comunicado, firmado por el arzobispo de Guadalajara y presidente del CEM, José Francisco Cardenal Robles Ortega y por Alfonso G. Miranda Guardiola, obispo Auxiliar de Monterrey, exhorta a colaborar de forma positiva con las autoridades electas.

“Sólo podremos crear mejores condiciones de desarrollo para todos, si nos involucramos en primera persona, en el mejoramiento de nuestros municipios, entidades federativas y de toda la República Mexicana. Ningún gobernante por sí mismo tiene todas las ideas y todas las soluciones. Es responsabilidad nuestra seguir participando cívicamente, siempre con respeto de los derechos humanos y del auténtico bien común”.

La CEM reprobó los actos de violencia suscitados en algunas localidades del país, especialmente aquellos que atentaron en contra de la vida humana.

Además de ratificar su intención de “construir un México reconciliado, justo y fraterno, que reivindique la dignidad de los más pobres y excluidos, la vida del no nacido, el bien de las familias y la auténtica libertad religiosa”.