Ginebra. La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos Navi Pillay encomió la decisión histórica de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de limitar el alcance de la jurisdicción militar de violaciones cometidas por militares y transferirlos a una corte civil.

La Suprema Corte de México tomó una decisión histórica al limitar el alcance de la jurisdicción militar y el establecimiento de la jurisdicción civil para casos de violaciones de derechos humanos cometidas por personal militar , dijo Pillay.

Las declaraciones de la funcionaria ocurrieron durante la inauguración de los trabajos de la XXI sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

La alta comisionada recordó que la participación de las fuerzas armadas en la lucha contra la delincuencia organizada es una medida excepcional que ha de llevarse a cabo bajo control civil .

Afirmó que cualquier violación de derechos humanos perpetrada por miembros del Ejército debe ser juzgada en tribunales civiles, tal como lo exige el derecho internacional .