Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, dijo que su gobierno no será “tapadera” de nadie, por lo que se pronunció en favor de que la PGR haga público el expediente del caso Odebrecht, aunque sin revelar datos que pongan en riesgo el juicio contra los involucrados.

Luego de que un juez ordenó a la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade) resolver la investigación contra el exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, por el caso Odebrecht, López Obrador afirmó que está a favor de la transparencia.

Sin embargo, expuso que están en curso una serie de procedimientos legales, por lo que las autoridades de la PGR deben ser cuidadosas del caso.

“De Odebrecht, hay instrucciones, en lo que a nosotros corresponde, de que se den todos los informes. Estamos a favor de la transparencia”, expresó.

“Lo único que se tiene que cuidar es no dar motivo para que, si la Procuraduría da información, esto sirva a los implicados como prueba de que no se está siguiendo el proceso debido”, dijo.

En tanto, la Fepade anunció que acatará la resolución emitida por el Juzgado Octavo de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México, quien otorgó el recurso mencionado.

La Fiscalía, sin mencionar el nombre de Emilio Lozoya, indicó que se “acatará la resolución del Juzgado (...) sobre el caso relacionado con un exdirector de Petróleos Mexicanos” y expuso que será “respetuosa de los ordenamientos judiciales y se agilizarán las diligencias ordenadas para el desarrollo de la investigación”.

Destacó que la Fepade reitera “el compromiso” con la “actuación en el marco de la legalidad”.