El titular de la Secretaria de Transporte y Vialidad del Distrito Federal, Armando Quintero aseguró que el cambio de la tarjeta de circulación vehicular no es un capricho de nadie y además de ser una norma federal, es parte del acuerdo por la seguridad y la justicia firmado por todos los gobiernos y la federación el pasado 26 de noviembre, por lo que forma parte de la Plataforma México.

En entrevista con Radio Fórmula, el funcionario capitalino, aseguró que los cambios de la tarjeta se plantearon en la reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública en donde se planteó que el mejoramiento de la tarjera de circulación mediante la instalación de un chip sería un instrumento más para combatir la inseguridad.

Por ello, dijo llamarle la atención que el caso del Distrito Federal sea el más cuestionado por los medios de comunicación, pues en todos los estados no sólo se realiza sin que es más caro, como en el caso de Oaxaca en donde se cobra 599 pesos por el cambio.

Además, dijo, la norma federal obliga a todas las entidades a que se realice este cambio y es más barata en el Distrito Federal en donde no pasa de 300 pesos y el resto asciende a casi mil, como en Yucatán y Guadalajara.

Explicó que se trata de una tarjeta plastificada con más información y recordó que el actual padrón vehicular no es confiable por lo que con su actualización es urgente y necesario, no como la medida, sino como un instrumento más para contribuir a las acciones de seguridad pública planteadas en la Plataforma México.

/doch