El juez del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), José Eligio Rodríguez Alba, notificó a Miguel Moisés Sacal Smeke que el delito que se le imputa es clasificado como grave, por lo que es competente para conocer la causa penal, además de que continúa vigente la formal prisión que le dictó el Juzgado 23 Penal de delitos no graves.

Esa decisión se anunció después del dictamen forense que determinó que las lesiones que sufrió Hugo Enrique Vera, empleado de "valet parking" al que agredió, tardan más de 60 días en sanar, lo que reclasificó el delito de lesiones culposas a lesiones dolosas.

La aceptación de la competencia se le notificó al Juzgado de Delitos no Graves que en un principio conoció el caso, al Juzgado de Distrito que otorgó el amparo al inculpado, así como a las autoridades del Reclusorio Preventivo Varonil Oriente.

Debido a la reclasificación del delito, Sacal Smeke no tiene derecho a enfrentar el juicio en libertad y el juez determinará en fecha próxima si decreta el auto de formal prisión o dicta auto de libertad.

Autoridades del TSJDF puntualizaron que al empresario textilero no necesariamente se le impondría la pena máxima que contempla este delito que es de ocho años de prisión, y que en caso de no rebasar la pena de cinco años podría obtener su libertad.

La situación jurídica del acusado de propinar una golpiza al empleado de un edificio en Santa Fe en julio, podría definirse en los próximos días, una vez que el juez determine si dicta auto de formal prisión e inicia el juicio que tendría que enfrentar preso, o si decreta auto de libertad.

Debido a que la defensa del empresario se decidió por el juicio sumario, que acelera el proceso penal ante el desistimiento para otorgar más pruebas de descargo, el dictado de una sentencia tardaría dos meses, en caso de que el juez decretara el inicio del juicio penal.

MIF