La Auditoría Superior de la Federación (ASF) determinó que la Secretaría de Gobernación (Segob) carece de información sistematizada, confiable y oportuna para expedir la Clave Única de Identidad de los mexicanos, lo que limita el derecho de las personas a acceder fácilmente a trámites y servicios e impedir el robo de identidad.

Para consolidar el Sistema Nacional de Identificación Personal (SNIP) y con ello iniciar la expedición de la Clave Única de Identidad (CUI), es necesario que la Secretaría de Gobernación mediante el Registro Nacional de Población realice la integración y depuración de las bases de datos nacionales de la Clave Única de Registro de Población (CURP) y del Registro Civil (actas de nacimiento), en las cuales hay un sobreregistro.

Hasta que cumpla con ese procedimiento, la Segob podrá comenzar a recabar el registro de Identidad Biométrica de mayores de 18 años, a fin de entregar la Clave Única de Identidad.

En su revisión a la Cuenta Pública 2015, la Auditoría refirió que la Segob no alcanzó sus metas para consolidar el Sistema Nacional de Identificación Personal, por lo que le pidió elaborar un diagnóstico sobre el estatus que guarda el SNIP y expedir las Cédulas de Identidad, que permita registrar y acreditar la información biométrica de las personas .

La Auditoría recordó que en el 2015 había un sobreregistro de 56 millones de CURP, ya que mientras el Instituto Nacional de Estadística y Geografía reportó 121 millones 493,000 habitantes, la Segob emitió 177 millones 820,000 claves, lo que representó 46.4% de sobreestimación.

Destacó que en tres entidades se han emitido más del doble de CURP respecto de su población: Zacatecas, 155.6%; Guerrero, 107.7%, y Durango, 103.4%. En tanto, tres estados tienen una menor cobertura de asignación de la CURP respecto de su población: Baja California, 13.7%; Baja California Sur, 19.8%, y Quintana Roo, 42.8 por ciento.

La Segob no dispone de información de las actualizaciones y validaciones requeridas a la Base de Datos Nacional de la CURP para mejorar el funcionamiento del Renapo , refirió.

En resumen, la Auditoría abundó que en la integración del Registro Nacional de Población (Renapo) existe un sobreregistro de 46.4% respecto del total de la población estimada, ya que 12.7% de los integrantes del Registro de Menores de Edad tiene doble registro; los integrantes del Catálogo de Extranjeros Residentes en la República Mexicana tienen en promedio 9.5 registros cada uno, en tanto, en el Registro de los Mexicanos Residentes en el Extranjero falta por integrar a 12.2% de la población estimada por el Consejo Nacional de Población al 2015.

Por ello, la Auditoría Superior concluyó que de acuerdo con los diagnósticos de la planeación de mediano plazo, el gobierno federal carece de información sistematizada, confiable y oportuna para acreditar indubitadamente la identidad de las personas para ejercer otros derechos y acceder a los servicios públicos .

[email protected]