El tráfico de drogas que en la región dominan los cárteles mexicanos tiene consecuencias ? devastadoras para los países de America Central y es motor de corrupción en esta zona geográfica, exhibe el codirector de InSight Crime, Steven Dudley.

En recientes fechas, el cofundador de esta organización especialista en temas de crimen organizado en las Américas al Caucus (asamblea partidista) sobre Centroamérica del Congreso de Estados Unidos, explicó cómo funcionan las organizaciones narcotraficantes en el Istmo y cuáles son sus consecuencias para el orden y la seguridad.

Dudley expuso que América Central ha sido un puente que conecta a los países productores de Sudamérica con las naciones consumidoras en el norte, principalmente Estados Unidos. Este papel ha conducido al desarrollo de diferentes tipos de organizaciones criminales, algunas de ellas trasnacionales, otras locales y muchas más hiperlocales.

El especialista destaca algunas de las organizaciones criminales trasnacionales como el Cártel de Sinaloa, del Golfo, los Zetas y los Urabeños, que -todas ellas- cuentan con agentes en Centroamérica.

Dichas organizaciones les compran cocaína o base de coca a países productores como Colombia y Perú y supervisan el transporte del producto desde el punto de producción hasta el punto de venta.

Las redes de tráfico marcan la diferencia entre lo que cuestan las drogas cuando ellos las reciben y lo que cuestan cuando pasan al siguiente transportista.

Indicó que las ganancias de estas redes de transporte ingresan a empresas legítimas e ilegítimas, las cuales proveen miles de puestos de trabajo y son un motor clave de la economía en muchas áreas.

Asimismo los transportistas de drogas financian partidos políticos y candidatos de esas naciones, lo que les da voz y voto en materia de seguridad, así como estrategias de desarrollo económico.

Ellos sufragan causas sociales, eventos religiosos y clubes de futbol.

Además, los traficantes compran policías, fiscales y jueces. Influyen en los procesos judiciales desde el principio, tratando de asegurar en primer lugar que nadie inicie las investigaciones, y, en caso de que comiencen, buscan entorpecer las investigaciones.

La mezcla de corrupción, impunidad y violencia es un factor que promueve la migración. Las zonas de donde parte la mayoría de los migrantes son las áreas donde los transportistas y las pandillas ejercen su violencia , alerta el especialista.

Con foto del Chapo, Osorio acalla rumores de nueva fuga

El gobierno federal atajó los rumores sobre una supuesta tercera fuga del narcotraficante Joaquín el Chapo Guzmán este fin de semana, y desmintió que esté siendo sometido a tratos crueles e inhumanos en la prisión de Ciudad Juárez, Chihuahua, donde se encuentra recluido desde el 7 de mayo pasado.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, subió a su cuenta de Twitter una imagen donde se observa a Guzmán dentro de un área especial, sentado en una silla y una mesa de frente. Osorio acompañó la fotografía con un mensaje: Para los rumores, una imagen .

De acuerdo con fuentes gubernamentales, los principales funcionarios del gabinete, entre ellos Osorio y el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales, tiene acceso las 24 horas del día a las imágenes que proporcionan las cámaras de seguridad en el área donde se encuentra Guzmán Loera.

Por su parte, el director del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, Eduardo Guerrero, negó que Guzmán Loera esté siendo sometido a tratos crueles, como denunció el coordinador de abogados del Chapo, José Refugio Rodríguez. (Con información de Jorge Monroy)

[email protected]