El Instituto Federal Electoral (IFE) sancionó al Movimiento Progresista de Andrés Manuel López Obrador con 1 millón 482,420 pesos por la difusión de un spot llamado Miles de pruebas del fraude 2012 , en el que acusa compra del voto, triangulación de dinero a través de Monex y presume lavado de dinero en la campaña presidencial del PRI y su candidato, Enrique Peña Nieto.

Para acatar el ordenamiento del Tribunal electoral, el IFE ordenó además el retiro inmediato del spot y pidió a su Comisión de Radio y Televisión realizar un monitoreo para garantizar que ello haya ocurrido.

En la sesión de ayer en el IFE, el representante del PRD, Camerino Márquez Madrid, calificó la multa como un exceso y un retroceso político por parte de la autoridad electoral, pues consideró que hay evidencias del fraude electoral que alegan los partidos de izquierda. Defendió el derecho de libertad de expresión de los partidos políticos y confió en que las investigaciones darán la razón a quienes defienden la invalidez de la elección presidencial. Advirtió que impugnarán la decisión ante el Tribunal electoral.

Al resolver una queja que presentó el PRI, quien consideró que dicho spot calumniaba a su partido, los consejeros electorales dieron la razón al tricolor y aunque el proyecto original tenía la calidad de infundado, tras un debate los consejeros electorales determinaron una sanción para los tres partidos.

La multa para el PRD fue de 9,034 salarios mínimos (560,108 pesos); al PT se le impuso una multa de 7,912 salarios (490,544 pesos) y al Movimiento Ciudadano 6,964 salarios (431,768 pesos). De esa forma, la multa en conjunto sumó 1 millón 482,420 pesos.

El IFE también discutió las quejas que promovió el Banco Monex y la empresa Soriana por el mismo spot del Movimiento Progresista, pero los consejeros electorales especificaron que no podían sancionar dos veces, por un mismo hecho, por lo que consideraron que con la multa de casi 1.5 millones de pesos que impuso se daba por atendido a ambas empresas.

En el caso de la queja que presentó la periodista Carmen Aristegui, luego de que el Movimiento Progresista utilizó su voz sin autorización en el mencionado spot, los consejeros electorales que no hubo daño moral en contra de la conductora.

El secretario Ejecutivo del IFE, Edmundo Jacobo, dijo que la tutela de la imagen de las personas, su voz u otras dimensiones de su vida privada corresponden a los tribunales civiles.

[email protected]