El secretario de la Función Pública (SFP), Rafael Morgan Ríos, llamó a los legisladores a cerrar filas, cada quien desde su ámbito, en contra de la corrupción y la impunidad, que rebasan fronteras y están extendiéndose por todas partes .

Al comparecer ante el Pleno de la Cámara de Diputados, el funcionario federal destacó que en la presente administración se han interpuesto 400 denuncias penales, 88% más que en los 23 años anteriores.

En dichas denuncias, mencionó Morgan Ríos, se han visto involucrados 1,884 servidores públicos y 888 particulares; lo que resultó la inhabilitación y destitución de 7,559 servidores públicos, de los cuales más de 600 eran funcionarios de alto nivel.

Por ello, tenemos que unir nuestras fuerzas para atacar, desde todos los frentes posibles, estos dolorosos males que son una realidad en nuestro país y que sólo pueden extinguirse con el compromiso decidido de todos , señaló.

El titular de la SFP destacó que en 91 de cada 100 resoluciones que emite la dependencia se mantienen en firme, lo que significa que la mayoría de los actos de corrupción se castigan.

Dijo que la corrupción tiene su origen en la propia persona humana, por lo cual la denuncia de los ciudadanos ha sido un factor determinante para detectar, investigar y sancionar esos ilícitos.

Para lo cual, resaltó que el Programa de Usuario Simulado ha sido una importante herramienta que ha permitido detener a 96 servidores públicos, en 83 operativos realizados en 31 instituciones federales.

Morgan Ríos detalló que se impusieron sanciones a 1,802 empresas que cometieron irregularidades y que afectaron el patrimonio del gobierno.

En su mensaje inicial, el funcionario se refirió a la eliminación de las normas regulatorias y del reconocimiento internacional que esto ha tenido.

MIF