La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que los jueces federales civiles tienen competencia para enjuiciar a militares que incurran en el delito de falsedad de declaraciones judiciales e informes dados a una autoridad en su modalidad de simulación de pruebas.

Con ocho votos a favor y dos en contra, el pleno del tribunal resolvió que corresponde a la justicia ordinaria, y no al fuero castrense juzgar a aquellos militares que falseen declaraciones para involucrar a civiles en actos delincuenciales.

La discusión del alto tribunal tuvo su origen en un conflicto de competencia entre el Juzgado 7 de Distrito de Procesos Penales Federales de Michoacán y un juzgado castrense adscrito a la V Región Militar.

Los antecedentes del caso se remontan al 22 de marzo de 2010, cuando tres militares presentaron a un civil ante el agente del Ministerio Público Federal con sede en Morelia, a quien presuntamente le encontraron un costal con marihuana en el interior de su camioneta.

Al integrar la averiguación previa, el representante social de la Federación detectó irregularidades en la declaración que dieron los soldados, por lo que determinó dar parte a la Procuraduría Militar, la cual inició la indagatoria.

Esa instancia solicitó la orden de aprehensión correspondiente, pero el juez castrense la negó al argumentar que el asunto correspondía a un juez ordinario.

mac