Miguel Ángel Mancera Espinoza presentó a la Asamblea Legislativa licencia definitiva para dejar la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, con el fin de participar en las siguientes elecciones del 1 de julio como candidato plurinominal por Acción Nacional al Senado de la República.

El encargado de despacho será José Ramón Amieva Gálvez, quien se desempeña actualmente como titular de la Secretaria de Gobierno capitalina.

En conferencia de prensa, en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, Macera Espinosa dio un recuentro de las acciones a lo algo de su administración y reconoció que muchas de las decisiones “causaron molestia” en la ciudadanía pero fue por el bienestar común.

“Gobernar a la Ciudad de México es un compromiso permanente con su causas y sus retos. El proyecto que hemos creado con la gente madurara y será fortalecido en el futuro se trata de una semilla de cambio profundo que hay que cultivar (…) el paso del tiempo termina dando la razón del trabajo realizado para la CDMX. Nunca puse un interés personal”.

Asimismo dijo que: “Cual sea la tarea que desempeñe y ocupé siempre buscará aportar tiempo y esfuerzo para México y para mi querida Ciudad de México”.

El también ex Procurador de Justicia de la Distrito Federal reiteró que se concentra en difundir la propuesta del Gobierno de Coalición en campaña electoral en diverso estados del país para una “nueva manera de Gobernar pues no es un proyecto personal”.

“(…) la figura del presidente sirva para dar impulso real al país en un dialogo coordinado con el Congreso de la Unión y para ello es indispensable convocar a todos los mexicanos a dialogar y recorrer el país, (…) separarme del cargo no implica desconocer mi responsabilidad al frente de esta gran ciudad por el contrario todas las tareas de servicio y del día están programadas y cubiertas por sus respónsales”, mencionó.

Dijo que seguirá siendo un ciudadano, no un militante de partido ya que—dijo—comprometerse con la historia y el cambio profundo del país: “más allá de victorias electorales fomentará la institucionalidad y la democracia en México…tenderé los puentes necesarios para conseguirlo”, acotó.

Mancera añadió que no le interesa la denostación y fomentar el encono ya que es tiempo de las propuestas.

“A la Ciudad de México no le podemos decir adiós le doy las gracias al igual que a todas y todos ustedes”, concluyó.

Al concluir su discurso mostró el documento de su solicitud de licencia, el cual fue entregado a la Asamblea Legislativa a las 16:56 horas y que se hará efectiva a medianoche de este jueves.

salvador.corona@eleconomista.mx