Jorge Sequeira, director de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe, advirtió que varios países de la región no podrán cumplir con las metas trazadas en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (en el 2015, por ejemplo, en el caso de México, Brasil y Nicaragua, no será posible que en dos años se erradique el analfabetismo).

Al concluir la III Reunión de la Mesa del Proyecto Regional de Educación para AL y El Caribe, Jorge Sequeira se refirió al conflicto entre el magisterio y la autoridad federal, derivado de la reforma educativa. Dijo que en este caso se deben tender puentes de diálogo entre los profesores y la autoridad.

Y es que desde su punto de vista, la evaluación docente puede verse como un castigo; en contrario, se debe clarificar que la intención es realzar la calidad educativa. Los docentes deben participar en el diseño de las políticas, para que no haya sorpresas al final del camino .

Incluso comentó que en la UNESCO han establecido tres ingredientes para alcanzar una verdadera reforma educativa: cambio y liderazgo (el cual, dijo, ya lo hubo con el nombramiento de Emilio Chuayffet), estudios nacionales e internacionales que den cuenta de la situación real del problema y consenso de convergencia de ideas, el cual inicia en nuestro país.

En la clausura de los trabajos no estuvo presente el secretario de Educación Pública, Emilio Chuay­ffet; en su representación quedó Fernando Serrano Migallón, subsecretario de Educación Superior, quien mencionó que entre las conclusiones alcanzadas se encuentra la coincidencia en que la región necesita mejorar la calidad de la educación que se imparte.

Las recomendaciones hechas por los representantes se dividen en tres rubros. El primero de ellos relativo a los desafíos hacia el logro de los objetivos de educación hacia el 2015, por ejemplo, que el acceso y la conclusión de los ciclos obligatorios tengan énfasis en las habilidades y destrezas para una continuidad educativa. La segunda parte se refiere a temas emergentes que impactan el desarrollo. En este punto, se propuso desarrollar currículos y programas innovadores en educación para la ciudadanía centrados en los jóvenes; además, desarrollar programas que más allá del concepto tradicional de educación se enfoquen en el aprendizaje a lo largo de la vida .

En el tercer punto, los ministros representantes de los países se comprometieron a impulsar acciones que favorezcan la elaboración de planes nacionales.

[email protected]