La Secretaría de Gobernación (Segob) y la Procuraduría General de la República han erogado 1.3 millones de pesos para atener las medidas cautelares ordenadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el caso de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.

En el oficio UDDH/911/DGAEEI/819/2015, la Unidad de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación recordó que el 3 de octubre seis días después de la desaparición de los normalistas en Iguala la CNDH otorgó medidas cautelares MC-409-14 en favor de los estudiantes de la normal Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, en las que solicitó al Estado mexicano proteger la vida e integridad de los sobrevivientes del ataque de policías municipales de Cocula e Iguala y sicarios de la organización criminal Guerreros Unidos contra los normalistas.

El oficio menciona que una de las personas que recibió el apoyo del Estado mexicano fue el normalista Aldo Gutiérrez Solano, quien aún permanece en coma cerebral después de recibir un disparo en la cabeza la noche del 26 de septiembre en Iguala.

Es importante destacar que las medidas cautelares citadas no están dirigidas únicamente a Aldo Gutiérrez Solano, sino a otros sobrevivientes de los hechos que dieron origen a las citadas medidas cautelares y que, se reitera, no implican la ministración directa de recursos, sino que éstas pueden abarcar rubros como apoyo a alimentación, transporte y alojamiento, entre otras , precisó.

Así, la Unidad de la Segob reportó lo siguiente: la Secretaría de Gobernación ha erogado la cantidad total de 431,026.11 pesos con respecto a las medidas cautelares MC-409-14 .

La Unidad de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación clasificó como reservada la información relativa a los beneficiarios y víctimas directas e indirectas que también han sido apoyadas económicamente como parte de las medidas cautelares ordenadas por la CIDH. Sin embargo, se sabe que quienes también han recibidos apoyo son los familiares de los jugares del futbol Avispones de Chilpancingo, que fueron lesionados en los hechos de Iguala.

Por su parte, en el oficio SJAI/DGAJ/14812/2015, la Procuraduría General de la República informó un gasto de 12 millones 913,797 pesos por gastos inherentes a la investigación que realizó. Por ejemplo, mencionó un gasto aproximado de 302,940 pesos (16,830 euros) para los estudios forenses que llevó a cabo la Universidad de Innsbruck de Austria, los cuales permitieron la identificación de los restos óseos de dos normalistas: Jhosivani Guerrero de la Cruz y Alexander Mora Venancio, dos de los 43 estudiantes desaparecidos. La PGR reportó que sus gastos además fueron en los viáticos para el personal ministerial que se trasladó a Guerrero a fin de realizar las diligencias, así como para difundir fotografías de los desaparecidos. En dicho gasto no se contemplan los montos de recompensa ofrecidos de hasta 1.5 millones de pesos a quienes ofrezca información sobre los hechos de Iguala. De esa forma, el gasto reportado por la PGR y la Segob en conjunto suma 1 millón 344,823 pesos.

[email protected]