El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que habrá otra “sacudida” a la burocracia federal, porque con base en la Ley de Austeridad, el próximo año desaparecerán las direcciones generales adjuntas y la contratación de asesores dentro de la Administración Pública Federal (APF).

“Entonces, todo esto tiene que irse resolviendo, poniendo orden. Y falta todavía dar otra sacudida, otra zarandeada, otra zamarreada, dirían en pueblo a la mata. Va a haber todavía ajustes en ese sentido, o sea, revisar, ver la Ley de Austeridad, se está aplicando, quién la aplica, quién no la aplica”, mencionó el Ejecutivo.

López Obrador reiteró que durante el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa se incrementaron las plazas de trabajo en la APF.

“Agrandaron el aparato burocrático y crearon direcciones adjuntas. Muchas, como hongos después de la lluvia. Y ahora se decidió que no las haya. Incluso está en la Ley de Austeridad. No debe haberlas. Pero aún hay inercias”, comentó.

El presidente de la República aseguró que la idea de su gobierno es que los trabajadores de menos ingresos tengan un aumento a su salario y los de altos ingresos se reduzca.

[email protected]