De acuerdo con un atlas geográfico de zonas de riesgo para los comicios del 1 de julio, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) y el Instituto Federal Electoral (IFE) cuentan con un mapa de riesgo en 19 entidades, donde solicitarán mayor despliegue de agentes de seguridad el día de la votación.

Fuentes federales comentaron a El Economista que Chihuahua, Baja California, Sinaloa y Tamaulipas son las regiones que preocupan y ocupan , porque allí se fundaron los cárteles de Ciudad Juárez, Tijuana, Sinaloa y El Golfo, aunque la preocupación se extiende a las zonas que han sufrido el efecto cucaracha .

Estas regiones son Michoacán, donde grupos de productores de mariguana y amapola se unieron primero con el Cártel del Golfo y luego con Los Zetas, para dar paso a La Familia Michoacana y después a Los Caballeros Templarios, como ocurrió en Jalisco, Nayarit y Colima, donde emergieron La Resistencia y El Cártel de Jalisco Nueva Generación.

También hay atención sobre Guerrero, con La Barredora, y en Veracruz, con los llamados Mata Zetas; las disputas que se han extendido en Nuevo León, Morelos, Coahuila, Sonora, San Luis Potosí, Guanajuato, Estado de México, Aguascalientes, Zacatecas y Quintana Roo también aumentan la atención a esas zonas.

Esto, aclaran, no significa que en otras regiones del país no aparezcan signos de preocupación para la Fepade y el IFE, por lo que también consideran la posibilidad de solicitar presencia de policías municipales, estatales y federales. Sólo dos entidades están exentas: Tlaxcala y Quintana Roo.

Con la vigilancia, se afirma, el objetivo es garantizar que la justa electoral se desarrollará en completa tranquilidad.

Los eventos delictivos que se pretende prevenir, indican, son asuntos del crimen organizado, pero existen comportamientos que pueden vincularse a presiones para inhibir o inducir bajo amenaza la emisión del sufragio.

La Fiscalía de la materia ha capacitado a 29,069 personas a distancia y a 33,395 individuos de forma presencial en 25 entidades, independientemente de los 349 agentes del Ministerio Público de la Federación que serán desplegados el primer domingo de julio para atender quejas y denuncias.

rtorres@eleconomista.com.mx