El Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales presentó un programa de austeridad en el que estimó reducir su gasto en 45 millones de pesos para el 2017.

El INAI comunicó además que se reducirán los ingresos de los comisionados y mandos medios y superiores, al eliminar en su totalidad los gastos de representación y 50% de la telefonía celular.

Entrevistada por El Economista, ?la comisionada del INAI, Patricia Kurczyn, defiende el actuar de los comisionados, e indica que estos recortes se hacen a pesar de que los comisionados no han recibido ni un aumento de sueldo desde que entraron en funciones en el 2014.

Defiende a su vez las prestaciones laborales que para este año significaron 70% del presupuesto erogado y aclara que los sueldos que tienen los comisionados son retribuibles a la sociedad mediante el trabajo que realizan.

¿ No es poco 45 millones directamente en el plan de austeridad?

No. Tenemos que considerar que nosotros somos una institución que tiene un aumento considerable en obligaciones y que en este año nuestro presupuesto aumentó una parte mínima (...) fue como alrededor de 4% que solicitamos de presupuesto y nosotros tenemos un aumento de obligaciones increíble, porque (...) con la nueva legislación del 2014, de la reforma constitucional y derivado de ella la Ley General de Acceso a la Información y ahora la Ley General de Datos, resulta que el INAI asume ahora obligaciones que son a nivel de toda la República (...) porque no sólo conoceremos recursos de la Ciudad de México o a nivel federal sino de todos los estados; y si hablamos de 150,000 solicitudes al año, y nuestra plantilla de personal creció un poco pero no lo suficiente, estamos trabajando todos a mucho vapor.

De los 955 millones, 670 millones van a servicios personales...

Nosotros no quisiéramos tampoco castigar al personal en realidad porque lo tenemos ya trabajando con mucha exactitud y mucha precisión. Yo (...) defiendo las prestaciones laborales, considero que a nadie se le puede bajar el sueldo; sin embargo, somos los comisionados quienes estamos también dando nuestra parte, así como los medios mandos y superiores estamos dejando de percibir lo que correspondería a gastos de representación y lo que sería la telefonía celular.

Pero eso es un programa inicial, nosotros estamos hablando de los recortes que podemos tener en el camino, de las tareas, como todos, buscando la reducción del uso de los coches oficiales, la no renovación... No compare al INAI con instituciones como el INE, que cuando dice el INE va a aportar 1,000 millones contra 45 (del INAI) suena chiquitito, pero lo que pasa es que no podemos comparar los presupuestos que tenemos ambas instituciones, primero; segundo lugar (...) el INAI es una institución que nació en el año 2002 y que se renovó apenas en el 2014 y que nos queda mucho camino para fortalecer, la cultura de transparencia; tendríamos que tener incluso mucho más presupuesto en Comunicación Social, mucho más presupuesto para poder hacer difusión y, sin embargo, también estamos recortando en ese sentido, pero no significa que vayamos a recortar la eficiencia que nosotros tengamos en el trabajo y los resultados que le podamos dar a la sociedad.

Algunos especialistas señalan que los órganos autónomos se han despachado con la cuchara grande...

No, yo pienso de una manera distinta (...) el INAI es una institución que está muy cerca de la ciudadanía, muy cerca de la sociedad en general, porque nosotros estamos garantizándoles los derechos de acceso a la información y la protección de datos personales, no estamos tan alejados y lo que pasa es que todavía no somos tan conocidos como el INE, pero calcule cuántos años tenemos nosotros y si nosotros analizamos cómo han ido creciendo también los derechos y la intención de la ciudadanía para conocer más información y para acercarse más al actuar de los políticos, las políticas públicas y en general de todos aquellos que reciban recursos públicos, pues vamos a encontrar ahorita solicitudes (de información) que crecieron 380, 390%, mientras que nuestro presupuesto desde el 2002 a la fecha tiene un aumento de 300 por ciento.