Reporteros sin Fronteras (RSF) y Propuesta Cívica anunciaron que acudieron a la Corte Penal Internacional para promover una comunicación, y sea esta instancia la que investigue el asesinato y desapariciones de periodistas ocurridos en las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

En conferencia de prensa, Christophe Deloire, secretario general de RSF, detalló que se trata de 116 casos, correspondientes a 102 asesinatos y 14 desapariciones, donde a la fecha son mínimos los avances en las investigaciones.

“Estos números cubren 12 años y todo esto sucedió debido a la complicidad de las autoridades, de los tres responsables políticos (órdenes de gobierno), todo eso en un Estado que mostró mucha pasividad y se abstuvo de juzgar a los criminales”, dijo.

Reunión con AMLO, cancelada

Aunque inicialmente se tenía programada una reunión confirmada de RSF con Andrés Manuel López Obrador, ésta se canceló de última hora sin explicación y el encuentro fue con Alejandro Encinas y Aarón Mastache, subsecretario de Derechos Humanos y titular del Mecanismo de Protección para Periodistas, respectivamente.

Deloire descartó que la presentación de los casos a la CPI sea una medida hostil y aseguró que el Ejecutivo federal tiene “todo el poder para utilizar esta medida para luchar contra la política que ha sido injusta” y la impunidad.

La representante en México de RSF, Balbina Flores, refirió que Encinas aceptó que hubo un crecimiento de la violencia contra los defensores y periodistas, ya que del mes de diciembre a la fecha se tiene registro en el mecanismo de 105 hechos de ataques.

“El titular del mecanismo de protección ha dicho que a mediados de este mes tendrán el diagnóstico o las observaciones concluidas de la ONU sobre el mecanismo, y que en su momento nos convocará (...) para trabajar todo lo que tiene que ver con esta modificación, reestructuración del mecanismo”, refirió.