La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la más grande del país, está inmersa en la polémica por su supuesta inseguridad tras el hallazgo el lunes del cadáver de un hombre, menos de una semana después de que fuera encontrado el cuerpo de una mujer.

La universidad precisó en un comunicado que el cuerpo en estado de descomposición del hombre no fue encontrado en su campus sino en La Cantera, un espacio que administra el club de fútbol Pumas de la UNAM y que está a unas calles del centro universitario.

El descubrimiento se dio después de que el cadáver de Lesvy Osorio fuera localizado la madrugada del miércoles en el campus central, conocido como Ciudad Universitaria.

OPINIÓN: Los que no tienen madre

El hecho conmocionó a la ciudadanía por el trato que las autoridades dieron al caso difundiendo detalles de la vida privada de la víctima.

En una serie de mensajes en Twitter que ya fueron eliminados, la fiscalía de la ciudad explicó que Osorio había abandonado sus estudios y había estado "alcoholizándose y drogándose" con un grupo de amigos antes de su muerte.

Ante las críticas, el fiscal de la ciudad, Rodolfo Ríos, reconoció que los tuits eran inapropiados y ordenó retirarlos.

"Jamás, la conducta, la vida privada o la condición social de una víctima afectará una investigación. He instruido rectificar este grave error", dijo el funcionario en Twitter.

OPINIÓN: Procuración de injusticia (multiplicada)

No obstante, cientos de personas se manifestaron el viernes en la capital en contra de la actitud de las autoridades.

La presión social terminó provocando la dimisión de la titular de comunicación social de la fiscalía, Elena Cárdenas Rodríguez.

México ha sido escenario de casos de violencia contra las mujeres y feminicidios, como los de Ciudad Juárez (norte) en las décadas de 1990 y 2000 y más recientemente en el estado de México, en donde más de 400 mujeres fueron asesinadas en 2015, según cifras oficiales.

NOTICIA: Corrupción desprestigia al Estado, indica exrector de la UNAM

Ante la presión, la UNAM acordó con las autoridades de la ciudad reforzar la vigilancia policial alrededor del campus.

Por otro lado, aceptó incluir académicas especializadas en equidad de género en las investigaciones sobre la muerte de Osorio, "para dar mayor transparencia y certidumbre al esclarecimiento de los hechos", informó la universidad en un comunicado difundido el lunes.

abr