Las secretarías de Energía y Función Pública, así como Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), áreas estratégicas de la actual administración federal, se encuentran entre los beneficiados con un aumento de sus recursos para operar en el 2020.

Al hacer una revisión al Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el 2020, comparado con el del 2019, se observa que la Secretaría de Relaciones Exteriores tendrá un presupuesto al alza, ya que pasará de 8,532 millones 283,876  pesos que se le asignaron en el 2019 a 8,723 millones 637,695 pesos en el 2020.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que encabeza Arturo Herrera, tendrá un ligero aumento, de 22,575 millones 933,039 pesos a 23,656 millones 812,661 pesos.

La Secretaría de la Función Pública, a cargo de Irma Eréndira Sandoval, quien recién exoneró a Manuel Bartlett —director de CFE— por supuestas irregularidades en su patrimonio, será de las más favorecidas con un aumento a su gasto de 62%, al pasar de 901 millones 819,393 pesos que ejerció en el 2019, a 1,461 millones 399,636 pesos que podrá ejercer a partir del 1 de enero próximo.

La Secretaría de Cultura, comandada por Alejandra Frausto, también verá un aumento, de 12,894 millones 90,259 pesos a 13,517 millones 480,531, un incremento nominal de casi 5 por ciento.

El presupuesto de la Secretaría de Energía, a cargo de Rocío Nahle, tendrá de los aumentos más importantes, al pasar de 27,229 millones 831,829 pesos a 48,507 millones 330,641 pesos en el 2020 (78.1% más), en un contexto en el que se le alista la construcción de la refinería de Dos Bocas y la reconfiguración de las seis ya existentes.

Pemex y la CFE serán dos de las empresas con un aumento a su presupuesto también.

La bolsa de Pemex pasará de 464,601 millones 648,743 pesos a 523,425 millones 13,459 pesos (12.6% más); mientras que los recursos de la CFE irán de 434,702 millones 939,545 pesos que recibió este 2019 a 456,437 millones 51,350 pesos, un incremento de 4.99 por ciento.

Asimismo, la Secretaría del Bienestar, encargada de la operación de los programas estrella de apoyo social del gobierno federal, tendrá un aumento presupuestal en el 2020, al pasar de 150,606 millones 37,651 pesos a 181,457 millones 72,764 pesos (20.4 por ciento).

En contraste, la Presidencia de la República reducirá su gasto de 1,569 millones 844,550 pesos a 918 millones 577,842 pesos, poco más de 40 por ciento.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) tendrá uno de los recortes más importantes de la administración, al pasar de 65,434 millones 880,164 pesos de este año a 47,576 millones 943,957 pesos, una reducción de 27.29 por ciento.

Lo mismo pasa con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, que tendrá un recorte de 18.3%, al pasar de 66,554 millones 274,978 pesos presupuestados en el 2019 a 54,374 millones 26,293 pesos.

La Secretaría de Trabajo y Previsión Social también tendrá una reducción importante de recursos, al pasar de 43,269 millones 51,026 pesos a 28,860 millones 748,151 pesos el próximo año, a pesar de operar el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, uno de los más importantes del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha dicho que los jóvenes y las personas adultas mayores y con discapacidad son la prioridad en su gobierno.

En este contexto destaca el caso de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, que verá una reducción de 41.6%, al pasar de 18,754 millones 939,290 pesos a 10,939 millones 258,622 pesos.

Entre otras dependencias que registraron reducciones en su presupuesto para el 2020 están, por ejemplo, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Secretaría de Turismo. Esta última pasará de un presupuesto de 8,785 millones 888,223 pesos a 5,034 millones 491,561 pesos.

[email protected]