La situación en la que operan las Fuerzas Armadas en México en la lucha contra el narcotráfico es inaceptable, planteó el profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) Jorge Chabat Madrid.

Recordó que la idea de usar las Fuerzas Armadas era temporal; sin embargo, como las policías siguen sin funcionar bien, lo que era temporal se ha vuelto permanente.

Eso es un problema serio porque ciertamente hay un desgaste de las fuerzas armadas. Además, existe otro problema con los estados y municipios que han encontrado una forma muy cómoda para eludir sus responsabilidades y no hacer la chamba que les corresponde en cuanto a procurar la seguridad de los ciudadanos .

El investigador del CIDE expuso que una clave para entender la situación en la que se encuentra México en materia de inseguridad es que hay un claro proceso de evolución del crimen organizado.

Hay quienes dicen que la solución es regresar inmediatamente a las Fuerzas Armadas a los cuarteles y regresar automáticamente a la situación en que estábamos en el 2006 , pero eso no se puede hacer porque el crimen organizado del 2006 ya no es el mismo que el del 2017.

El problema, continuó, es que cambió, creció y se apoderó del Estado en diversas regiones del país, generando una situación de crisis.

Un claro ejemplo de ello -mencionó- es Michoacán, donde se vive una situación difícil y pareciera que las autoridades están esperando a que las policías funcionen, lo cual no ha ocurrido. Es más, ahora hay lugares en donde son parte del crimen organizado.

Chabat Madrid indicó que la decisión de sacar a las Fuerzas Armadas de sus cuarteles para mandarlas a combatir a la delincuencia organizada era sólo una parte de una estrategia en donde se contemplaba además la profesionalización de las fuerzas policiacas para que pudieran hacer el trabajo encomendado en ese asunto en particular a las Fuerzas Armadas.

Era un torniquete. El problema es que el torniquete ya se quedó permanente y ya generó problemas tanto en la sociedad civil como en las Fuerzas Armadas, que no están tan contentas con esta situación .

El debate se ha transformado

El académico explicó que el debate sobre las Fuerzas Armadas se ha ido modificando. En los años 80 teníamos una discusión respecto de si las amenazas eran internas o externas, pero ahora ya no se sabe dónde terminan lo interno y lo externo, por lo cual la discusión ya no es esa.

También se hablaba de amenazas militares y no militares en las que se destacaba y se sigue destacando que hay amenazas no militares que son igual de importantes que las otras.

El academico dijo que eso llevaba a la discusión del origen de las amenazas, y destacó que provienen de actores estatales, pero también de no estatales, muchos de los cuales son criminales, lo cual plantea un panorama muy diferente al que se proyectaba en los años 70 y 80.

Chabat Madrid expuso que la otra discusión que hay es la que tiene que ver con la seguridad nacional y la seguridad pública. Ciertamente se empiezan a traslapar las dos y tienen que ver con la seguridad interior y la gobernabilidad.

En ese sentido refirió que cualquier tema se puede convertir en un asunto de seguridad nacional, si amenaza a la gobernabilidad y el funcionamiento regular de las instituciones, y, cuando no puede ser atacado por las instituciones establecidas, es preciso atenderlo de manera regular, y por lo tanto se tienen que usar mecanismos de emergencia.

Jorge Chabat Madrid

  • Es licenciado en Relaciones Internacionales en El Colegio de México y maestro y doctor en Estudios Internacionales por la Universidad de Miami.
  • Es profesor-investigador de tiempo completo en la División de Estudios Internacionales del CIDE.

Se ha desempeñado como:

  • Director de la propia División de Estudios Internacionales del CIDE.
  • Profesor de la UAM-Iztapalapa, la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, la Universidad Iberoamericana, el ITAM, el Instituto Matías Romero de Estudios Diplomáticos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, el Centro de Estudios Superiores Navales y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), Sede México.
  • Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores.